61% de los habitantes de Texas se oponen al muro fronterizo

Crece la oposición al controversial muro, en referencia a otra encuesta realizada a finales del 2016

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a El Diario NY en Facebook

61% de los habitantes de Texas se oponen al muro fronterizo
La encuesta fue realizada por la organización The Texas Lyceum

Mas de seis de cada diez habitantes de Texas, estado fronterizo con México, se opone al muro propuesto por el presidente Donald Trump, según una nueva encuesta.

El sondeo, realizado por la organización The Texas Lyceum y facilitada hoy a Efe, asegura que el 61 por ciento de los encuestados se opone a este proyecto del magnate neoyorquino, lo que representa un leve incremento respecto a un sondeo similar publicado por este centro a finales del 2016.

Este año, sin embargo, el porcentaje de encuestados que se identificaron como hispanos y que apoyaron la construcción de la barrera aumentó de un 18 por ciento en 2016 a un 25 por ciento.

El estudio también determina que aproximadamente la mitad de los texanos se opone a las ciudades “santuario”, urbes dónde las autoridades locales optan por no cumplir con las leyes migratorias federales para favorecer la situación de los indocumentados.

No obstante, más del 90 % de los encuestados cree que a la policía local se le debe permitir preguntar sobre el estatus migratorio si arresta a una persona por un crimen, según el sondeo de opinión sobre inmigración del Liceo de Texas elaborado este mes.

El porcentaje baja drásticamente -hasta el 44 %- cuando se pregunta a los ciudadanos si las autoridades locales deben verificar el estado migratorio de una persona cuando se les detiene por una infracción de tráfico.

El estudio también trató otros temas relacionados con la población inmigrante, como el acceso a la ciudadanía, la contratación de indocumentados o el gasto en seguridad fronteriza, entre otras cuestiones.

En este sentido, casi dos tercios de los texanos respaldó “fuertemente” que los indocumentados que hayan estado en el país durante un “largo” periodo de tiempo, paguen los impuestos, no tengan antecedentes penales y aprendan inglés, puedan acceder a ser ciudadanos de Estados Unidos.

Por otro lado, cerca del 75 por ciento coincidieron en apuntar que las empresas deben verificar el estatus migratorio de sus posibles empleados y aumentar las multas a quienes contraten a personal sin papeles.

“En general, los texanos no tienen inconvenientes en que el presupuesto estatal dirigido a la seguridad fronteriza haya disminuido en esta legislatura”, destacaron los investigadores en el resumen del estudio.

Otra de las conclusiones del sondeo es que el 62 por ciento de los habitantes de Texas opina que la inmigración ayuda a Estados Unidos más de lo que perjudica al país, lo que representa un aumento de ocho puntos porcentuales respecto al anterior trabajo.

La encuesta, que tuvo una muestra de 1.000 texanos y fue supervisada por profesores de la Universidad de Texas, se llevó a cabo del 3 al 9 de abril y tiene un margen de error de +/- 3,1 puntos porcentuales.

Te recomendamos