El misterio que rodea las cartas suicidas de Aaron Hernández

Un juez estableció que deberán ser entregadas a la prometida de la exestrella de la NFL; aunque, supuestamente, no iban dirigidas a ella
El misterio que rodea las cartas suicidas de Aaron Hernández
El exfutbolista de la NFL se suicidó en la prisión en Lancaster, Massachusetts.
Foto: Michael Heiman / Getty Images

El supuesto amante del fallecido Aaron Hernández, espera porque las autoridades le entreguen la supuesta carta suicida que dejó el exjugador de la NFL. Sin embargo, eso no parece que va a suceder.

“Mi cliente obviamente está triste por la pérdida de su amigo Aaron Hernández”, dijo Larry Army Jr., abogado de Kyle Kennedy (22).

“Yo lo conocí a él brevemente en el Centro Correccional Souza-Baranowski y estoy viendo las circunstancias que rodean la situación”, agregó.

Army confirmó al Daily Mail que conocen sobre la existencia de la carta suicida que Hernández, supuestamente, le dejó a su cliente, que cumple entre 3 a 5 años por robo a mano armada.

“Pero ni yo ni mi cliente hemos recibido nada”, indicó el representante legal al medio británico.

Este lunes, un juez decidió que las cartas que Hernández escribió antes de quitarse la vida el pasado miércoles en la prisión en Lancaster, Massachusetts, deberán ser entregadas a Shayanna Jenkins-Hernández, prometida de la exestrella de la NFL.

La familia de Kennedy, por su parte, envío un mensaje de solidaridad a los parientes del exfutbolista de los New England Patriots para indicar que sus pensamientos están con ellos. Asimismo, pidieron privacidad a pesar el interés público en el caso.

Hernández se escribió en su frente un versículo de la Biblia antes de suicidarse en su celda.

Según fuentes cercanas a la investigación, Hernández escribió en su frente Juan 3:16, un pasaje del nuevo testamento. El condenado a cadena perpetua por la muerte a Odin Lloyd hizo la inscripción con marcador rojo. Reportes iniciales decían que lo había hecho con sangre.

El pasaje del nuevo testamento dice: “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en Él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna”.