Gobernador Cuomo declara la guerra a la MS-13 en Long Island

Cuomo visita Long Island y toma medidas especiales contra la pandilla

Guía de Regalos

Gobernador Cuomo declara la guerra a la MS-13 en Long Island
Cuomo durante el anuncio en Brentwood.
Foto: Oficina del Gobernador.

BRENTWOOD, NY — El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, aseguró el miércoles que no descansará hasta sacar de las calles a la pandilla MS-13 (Mara Salvatruchas), a la que considera una organización criminal internacional y responsable por una serie de asesinatos y violencia en Long Island.

La MS-13 son matones“, afirmó el gobernador al anunciar en conferencia de prensa en Brentwood (Long Island), donde han ocurrido varios de los asesinatos de jóvenes, que se ha creado una unidad de policías estatales para luchar contra las pandillas.

La patrulla estará especialmente centrada en las MS-13 en Long Island, a las que se les atribuyen al menos una docena de asesinatos en el condado de Suffolk en los últimos 15 meses.

Explicó que este personal está disponible “inmediatamente” para unirse a la policía del condado de Suffolk y a los agentes del FBI que luchan contra la peligrosa pandilla, con los que compartirán datos de inteligencia, equipo electrónico y vehículos.

Además se les unirán otros 25 oficiales estatales para patrullar los vecindarios de Central Islip y de Brentwood, donde se centran sus actividades, así como seis investigadores que se integrarán al equipo del FBI y la policía local de Suffolk.

“Creo que haremos una gran diferencia”, aseguró.

La violencia de las pandillas ha ido en aumento en Long Island al punto que ha llamado la atención del fiscal general del país, Jeff Sessions, que este viernes hablará sobre el tema durante una visita a Central Islip, donde el pasado 13 de abril se encontraron los cadáveres de cuatro jóvenes, cuyas muertes se atribuyen a la MS-13.

La violencia de las pandillas ha afectado durante años a Central Islip, Brentwood y otras comunidades de Long Island pero, luego del asesinato en septiembre de 2016 de Kayla Cuevas, de 16 años, y de su amiga Nisa Mickens, de 15, así como de otros dos jóvenes, la policía del condado de Suffolk y el FBI dedicaron más fondos y esfuerzos para combatirlas.

Cuomo sostuvo hoy que la seguridad pública “ocupa el primer lugar” y pidió a los residentes indocumentados que no tengan miedo de cooperar con la policía estatal, que no tiene funciones de inmigración.

El gobernador, que también fue fiscal general del Estado, señaló que la MS-13, “es una red que ha cometido horrendos crímenes”, que se han valido del miedo y de la intimidación para prevalecer.

Agregó que las maras reclutan gente joven y menores que han llegado solos de Centroamérica, “a los que seducen” para llevarlos a una vida de violencia de pandillas, que incluye robos, prostitución, secuestros o drogas.

“Nuestro trabajo es decirle a la MS-13 que ya es suficiente. Haremos lo posible para detenerlos. Esperamos hacer una diferencia con este cuerpo de seguridad. No descansaremos hasta que estén fuera de sus actividades”, aseguró Cuomo, que estuvo acompañado por el ejecutivo de Suffolk Peter Ballone y legisladores del condado.

Como parte del plan esperan brindar servicios comunitarios para acercarse a los jóvenes antes de que sean reclutados por las maras, que tienen miles de miembros.

La MS-13 se formó en la década de 1980 en California, por salvadoreños que huían de la guerra civil de su país, a donde se extendió más tarde y se ha convertido en un serio problema para las autoridades.