Los desafíos urgentes a los que debe hacer frente la humanidad

Aparte de los grandes problemas globales que se discuten a menudo, como el cambio climático, ¿cuáles deberían ser prioritarios para dirigentes y ciudadanos a estas alturas del siglo XXI?

Guía de Regalos

Los desafíos urgentes a los que debe hacer frente la humanidad
¿En qué debemos concentrarnos?

Además de los problemas globales más conocidos, como el cambio climático y la pobreza, ¿cuáles otros nos urge atender ? ¿A cuáles dedicarles los recursos? ¿En cuáles concentrarse?

Son preguntas aturdidoras pero un grupo de expertos se las respondió a BBC Future.

Entre los 9 desafíos que resaltaron, varios giran en torno a la salud y la tecnología; otros, a la población.

Pero empecemos con un tema apremiante: el agua, una de nuestras necesidades vitales.

1. ¿Qué podemos hacer para conservar el agua, especialmente ante el cambio climático y la urbanización?

“El principal desafío que enfrentaremos debido a la urbanización será la ‘seguridad del agua’.

Agua
El cambio climático, las sequías y el desarrollo de las ciudades afectarán cómo usamos y conservamos el agua en el futuro. (Foto: Getty Images)

“Ya estamos lidiando con este problema en los países en desarrollo. Tenemos que introducir innovaciones en el manejo del agua. La tecnología de tratamiento, la cartografía de acuíferos acuáticos, el reciclaje y la reutilización de aguas residuales son áreas de inversión en I+D (Investigación y Desarrollo)”.

Vijay Padmanabhan, Banco Asiático de Desarrollo, Asesor Técnico (Urbano)

Más información:

SALUD

Salud
Es crucial desarrollar las vacunas para enfrentar la próxima epidemia. (Foto: Getty Images)

2. ¿Cómo podemos evitar la resistencia a los antibióticos?

“Hay que hacer un mayor esfuerzo para mejorar nuestra capacidad de diagnosticar, tratar y prevenir infecciones resistentes a los medicamentos y para acelerar el desarrollo de nuevos antibióticos destinados a reemplazar aquellos que ya no son eficaces en la protección contra infecciones mortales.

“Estas ya provocan alrededor de 700.000 muertes anuales a nivel mundial. Dentro de una generación podría ser 10 millones.

“Esto significaría que ya no podríamos realizar con seguridad no sólo tratamientos complejos que salvan vidas -como la quimioterapia y los trasplantes de órganos-, sino también operaciones más rutinarias como cesáreas y reemplazos de cadera”.

Tim Jinks, Jefe de Infecciones Resistentes a Fármacos en Wellcome Trust

Más información:

3. En un mundo interconectado, ¿cómo luchar contra las enfermedades globales?

“Recientes brotes como los del SARS, ébola y zika han demostrado que el mundo no está preparado para lidiar con las epidemias.

“Necesitamos nuevas vacunas, sistemas de asistencia sanitaria más sólidos y una respuesta global mejor coordinada.

“La OMS (Organización Mundial de la Salud) también necesita estar mucho mejor financiada y tener la capacidad de responder con rapidez y eficacia cuando las enfermedades comienzan a propagarse.

“Sólo invirtiendo, coordinando y trabajando juntos podemos preparar al mundo para la próxima epidemia inevitable”.

Mike Turner, Jefe de Infección e Inmunobiología en Wellcome Trust

Más información:

4. ¿Cómo la era de los grandes datos y la inteligencia artificial modelan nuestra salud?

“Nuestro mayor desafío está relacionado con nuestra nueva capacidad de digitalizar a los seres humanos. Es decir, a través de biosensores, secuenciación de ADN e imágenes, podemos definir la esencia médica de cada individuo.

Pero el problema es que esto genera muchos terabytes de datos, que incluye la trasmisión en tiempo real de métricas clave como la presión arterial.

Cuando podamos hacer esto, estaremos en vías de tener un entrenador médico virtual: tu teléfono inteligente proporcionará retroalimentación instantánea sobre todos tus indicadores médicos y de salud para ayudar a prevenir que te enfermes”.

Eric Topol, Instituto de Ciencias Transatlánticas Scripps

Más información:

5. ¿Cómo podemos utilizar de manera segura la tecnología de edición genética en los seres humanos?

“Como co-inventora de la tecnología de edición de genes CRISPR-Cas9, estoy encantada de ver que esta habilidad innovadora para ‘cortar y pegar’ los genes de manera tan eficiente esté siendo aprovechada como una estrategia para crear nuevos alimentos, terapias, materiales y métodos para controlar la propagación de enfermedades…

Edición genética
La edición genética es un asunto muy polémico. Pero ¿puede -o debe- detenerse su desarrollo?. (Foto: Getty Images)

“Creo que debemos seguir discutiendo y considerando los profundos impactos sociales y éticos de la tecnología CRISPR y asegurarnos que no se abuse de ella”.

Jennifer Doudna, profesora de Biología Molecular y Celular y Química en la Universidad de California, Berkeley, co-inventora de la tecnología CRISPR-Cas9.

Más información:

6. ¿Cómo podemos seguir extendiendo nuestra expectativa de vida?

“Investigaciones demuestran que la proporción de dinero que se invierte en servicios sociales en relación con el que se invierte en salud puede pronosticar algunos indicadores clave, como esperanza de vida, mortalidad infantil y la mortalidad materna.

Algunos ejemplos de inversiones en servicios sociales incluyen la capacitación laboral, la vivienda de apoyo y el apoyo nutricional, los cuales tradicionalmente se han subestimado”.

Elizabeth Bradley, Profesora de Gran Estrategia, Jefa de Branford College, Profesora de Salud Pública y Directora de Facultad del Instituto de Liderazgo en Salud Global de Yale

POBLACIÓN

La rápida industrialización del mundo exige una planificación dinámica, sostenible e inteligente de las ciudades. (Foto: Getty Images)

7. ¿Cómo convertimos las ciudades en más sostenibles y agradables para quienes viven en ellas?

“Para 2050, más de 7.000 millones de personas (el 80% del total), vivirán en ciudades y estas serán responsables del 75% de las emisiones globales de carbono.

En las ciudades la infraestructura se mantiene intacta por décadas, si no siglos. Pero los urbanistas deben hacer inversiones ahora en un mundo en el que la tecnología está cambiando rápidamente donde las personas viven, trabajan y juegan, y en cómo acceden a los edificios, transporte, energía y manejo de desechos.

El crecimiento más rápido está ocurriendo en miles de ciudades secundarias donde los alcaldes y los administradores no están bien escolarizados en la planificación técnica urbana”.

Homi Kharas, miembro principal y subdirector del Programa Global del Instituto Brookings

Más información:

8. ¿Cómo lidiar con la sobrepoblación?

“Las mejoras tecnológicas, aunque potencialmente importantes para reducir el impacto per cápita (del cambio climático), no son suficientes para hacernos sostenibles a menos que también detengamos el crecimiento de la población y reduzcamos el consumo medio, reduciendo al mismo tiempo la brecha entre los más ricos y los más pobres en el planeta.

“Hasta el momento, los recursos no renovables son los que impulsan principalmente nuestro motor económico. Debemos planificar rápidamente el día en que la humanidad pueda vivir usando sólo recursos renovables, manteniendo la biodiversidad que hace que el planeta sea habitable”.

William Ryerson, fundador y presidente del Instituto de Población y el Centro de Medios de Población

Más información:

Crecimiento demográfico
La tecnología no es suficiente para detener el impacto del crecimiento poblacional sobre el planeta y sus recursos. (Foto: Getty Images)

9. ¿Cómo las regiones con desarrollo rápido pueden crecer eficazmente?

“Para que pueblos y ciudades impulsen el crecimiento económico y la mejora de los medios de subsistencia, es imprescindible una planificación y gestión urbana más imaginativa y eficaz.

Reurbanización
La participación de la comunidad es más efectiva que la imposición de planes de reurbanización. (Foto: Getty Images)

La participación de la comunidad en iniciativas de reurbanización de barrios marginales ha demostrado ser una manera mucho más productiva y más barata que imponer planes mal concebidos y costosos desde arriba.

En segundo lugar, la tecnología existe para facilitar la planificación rápida. Por ejemplo, la recopilación de datos con teléfonos móviles e imágenes de satélite ya han traído beneficios.

En tercer lugar, los habitantes urbanos de todo el mundo -los votantes- pueden movilizarse aún más eficazmente para asegurar que sus representantes electos les den más. El componente final, esencial, es la voluntad política“.

Edward Paice, Director, Instituto de Investigación de África