Marchas de inmigrantes no cesan en NYC

El Bronx y Brooklyn acogieron marchas que exigen parar las políticas de odio contra las minorías
Marchas de inmigrantes no cesan en NYC
Los defensores de inmigrantes marcharon en dos condados de Nueva York.

NUEVA YORK.– Las comunidades de inmigrantes de Nueva York continúan manifestándose contra lo que consideran políticas discriminatorias y lesivas a los principios elementales a los derechos humanos.

El fin de semana, sendas manifestaciones se cumplieron en El Bronx y Brooklyn, condados tradicionalmente identificados como de gran concentración de inmigrantes y de minorías. Las marchas son un seguimiento de las concentraciones de inmigrantes que recorrieron el país en 1 de Mayo, dijeron los organizadores.

“Los manifestantes claman por el derecho a trabajar y poder salir junto a sus familias, pero con estas políticas, estamos en riesgo de deportación constante” declaró el hondureño Aldemar Santos.

Los activistas y defensores de los inmigrantes expresan rechazo a las políticas migratorias implementadas por la Administración Trump y mayormente evidenciadas por las continuas redadas que viene realizando ‘La Migra’ (ICE).

Las comunidades inmigrantes también denuncian y exigen el fin de la política policial conocida como “broken windows”, que criminaliza a las minorías y abogan por la aprobación de la Ley del Derecho de Saber o “Right to Know Act”, que reducirá los encuentros abusivos e innecesarios entre la Policía y las comunidades.

La dominicana Josefina Colón  y residente de El Bronx dijo: “hace solo dos semanas vi como la Policía le detuvo a alguien por beber una cerveza en frente de un negocio. Ahora puede estar en riesgo de ser deportado. No es justo, necesitamos acabar con broken windows ahora”.

De acuerdo a Renata Pumarol de la organización New York Communities for Change, las protestas y manifestaciones continuarán en la ciudad hasta que termine la “agenda de odio del presidente Trump y que el NYPD elimine su política broken windows que sigue poniendo en riesgo a las familias inmigrantes”.

New York Communities for Change sostiene que las redadas son parte de los esfuerzos de Trump para aterrorizar a las comunidades de inmigrantes.

Una protestante en El Bronx que no quiso dar su nombre explicó cómo el acoso policial mantiene a los inmigrantes con miedo a ser deportados:

“Cuando estaba en el parque con mi niña, como varias veces la puse en una hamaca para que se durmiera y vino una patrulla a pedirme que la bajara de la hamaca. Pero no se conformaron con que la bajara, se llevaron a la niña y al regresar con ella me dieron un summons de $250 que no puedo pagar” .

El Bronx, la manifestación se concentró en Grand Concourse, en las inmediaciones del estadio de los Yankees, mientras que en Brooklyn la protesta tuvo lugar a través de la avenida Ocean en el vecindario de Flatbush.

“A pesar de que la ciudad de Nueva York es considerada una ciudad santuario, las comunidades de inmigrantes están en constante riesgo de ser deportadas por delitos menores”, dijo Luis González, “pedimos que el NYPD deje de colaborar con las autoridades migratorias. Nuestra gente está en constante riesgo de ser deportadas por delitos menores.