5,500 se verían afectados por recortes en fondos para clases de inglés en NYC

Le exigen al alcalde Bill de Blasio que siga financiando las clases gratuitas

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a El Diario NY en Facebook

5,500 se verían afectados por recortes en fondos para clases de inglés en NYC
Al menos 250 personas se manifestaron afuera del Brooklyn Borough Hall.
Foto: Iveliz Martel/ El Diario

NUEVA YORK – Son miles las personas que se benefician en la Gran Manzana con clases de inglés gratuitas financiadas por la Ciudad y que ahora se podrían ver afectadas por la falta de recursos para costearlas. Zhofre Sarmiento, oriundo de Ecuador, es uno de esos 5,500 adultos que diariamente asisten a estos programas. Si bien a sus 48 años aprender inglés es un desafío, el hecho de tener acceso a clases gratuitas lo ha ayudado a enfrentar los obstáculos del idioma con mayor tranquilidad.

“Me siento muy mal porque si vas a un lugar te tienes que valer de otra persona para comunicarte o tienes que hablar con signos”, relató Sarmiento a El Diario. “Te corta las alas en todo sentido”. Este estudiante fue una de las 250 personas que este miércoles se manifestaron frente al Brooklyn Borough Hall. Ahí exigieron que el alcalde Bill de Blasio renueve los $12 millones en el presupuesto municipal para mantener los programas de inglés que benefician a neoyorquinos de los cinco condados.

Zhofre Sarmiento (izq-centro), Alex Rusler (centro), Don Portolese (der). (Foto por Iveliz Martel)

Alex Rusler es colombiana y profesora de inglés de Se Hace Camino Nueva York (MRNY), organización que programó la protesta junto a Oportunidades para un Mejor Mañana. Rusler relató el impacto que tendrá sobre los estudiantes no tener financiamiento para continuar con las clases. “Tenemos mucha gente que se levanta a las 4 a.m. y hacen el esfuerzo de llegar a las clases”, contó Rusler. “Ellos tienen limitaciones con el inglés y por eso muchos se aprovechan de ellos, los hacen trabajar más de lo que deben, tienen problemas con los caseros o con su vivienda”.

Los cursos en todos los niveles que ofrece esta organización duran tres meses y 12 horas a la semana. “Tengo gente en mi clase que a veces llega sin saber decir ‘mi nombre es’ en inglés, pero pierden el miedo y comienzan a expresarse”, cuenta Rusler.

Al no tener recursos, las clases podrían terminarse de aquí a fin de año. “Lo que puede pasar es que no vamos a tener más clases”, afirmó Don Portolese, coordinador del programa ESOL de la misma organización. “Podríamos funcionar hasta diciembre, depende del programa, pero si la Ciudad nos corta los fondos, algunos programas se van a terminar inmediatamente“, aseguró.

El vocero de la Alcaldía, Seth Stein, aseguró que la Ciudad está comprometida a ofrecer servicios esenciales a las comunidades de inmigrantes, “incluyendo programas de alfabetización de adultos y aprendizaje del idioma inglés”.

“Estos  programas  toman una variedad de formas para satisfacer mejor las diferentes necesidades de los estudiantes adultos de Nueva York”, indicó Stein. “Las necesidades adicionales se considerarán como parte del proceso presupuestario en curso “.

Portolese aseguró que, de ser necesario, se seguirán manifestando, tal como lo hicieron en la última jornada en Brooklyn. Sólo en ese condado 1,800 personas se benefician con clases de inglés gratuitas. “Vamos a seguir llamando al gobierno para que nos escuchen y entiendan que esto es importante“, insistió Portolese.

La manifestación de los estudiantes y organizaciones afectadas con el recorte presupuestario de De Blasio fue apoyada por otras autoridades locales. “La falta de competencias en inglés genera una cantidad innumerable de obstáculos sociales y al mismo tiempo restringe las oportunidades para que las personas alcancen su total potencial“, indicó en un comunicado el presidente de Brooklyn, Eric Adams.

Una visión similar tiene el concejal Carlos Menchaca. “Este esencial recurso debería ser totalmente financiado como una inversión en el futuro de Nueva York,” añadió el concejal. “Las familias inmigrantes están ávidas de aprender y deberíamos apoyarlas”.

Hasta el cierre de esta nota, El Diario no recibió respuesta de la administración de De Blasio sobre la postura de la Ciudad ante el reclamo de estos neoyorquinos.

 

Te recomendamos