Evolución del volante del Ford Mustang (1965-2018)

Sigue manteniendo un toque clásico.
Evolución del volante del Ford Mustang (1965-2018)
Ford Mustang 1964-65

El Ford Mustang es un auto que llegó a revolucionar el mercado a mediados de los años sesenta. Más allá de su atractivo diseño exterior y poderosas motorizaciones, el volante también fue uno de los detalles que hicieron de este un auto totalmente diferente a lo que ya existía. Aquí te presentamos la evolución de uno de los deportivos más vendidos y más famosos del mundo.

Cuando el Ford Mustang debutó en el año de 1964, el segmento de los Pony Cars fue creado y gran parte de su éxito se debió al atractivo diseño. Dentro de las muchas influencias que este auto tuvo en todos los demás estaba su llamativo volante, que, a diferencia de los existentes, lucía muy distinto.

1964 (foto de portada): la primera generación fue una sensación a nivel mundial. El volante de 16 pulgadas de diámetro facilitaba darle la vuelta al auto aunque existía la opción de la dirección asistida.

Ford Mustang 1967
Ford Mustang 1967

1967: así como el auto maduraba, también el volante lo hacía. La posibilidad de ajustar la posición del volante facilitaba muchas cosas, entre ellas el acceso al automóvil.

 

Ford Mustang 1968
Ford Mustang 1968

1968: la seguridad pasó a ser una prioridad y una columna colapsable hizo su aparición. El interruptor del claxon pasó de estar en la parte central del volante a la parte media de abajo.

 

Ford Mustang 1974
Ford Mustang 1974

1974: con el lanzamiento de la segunda generación, el Mustang II, el diseño tomó una nueva ruta, mucho más moderna y contemporánea. La dirección integraba un piñón en su sistema y el diámetro del volante pasó a ser de 15 pulgadas.

 

Ford Mustang 1979
Ford Mustang 1979

1979: el volante de dos brazos daría paso al de cuatro, y sería un elemento que se compartiría con otros productos de Ford. También se le incorporaron algunos controles por primera vez.

 

Ford Mustang 1984
Ford Mustang 1984

1984: el Ford Mustang tomaría una nueva dimensión con las variantes de alto desempeño desarrolladas por SVO (Special Vehicle Operations). Los volantes pasaron de cuatro a tres brazos y se le pudo dar un look más deportivo.

 

Ford Mustang 1990
Ford Mustang 1990

1990: el Mustang recibe por primera vez una bolsa de aire en el volante como equipo de serie. Como el airbag va montado en el centro, el claxon fue reubicado a los lados, muy al alcance de los pulgares del conductor.

 

Ford Mustang 1994
Ford Mustang 1994

1994: la llegada de la cuarta generación de este legendario presume un volante con distintos botones desde donde se gestionan varias funciones del vehículo. El claxon regresa al centro del volante justo donde se encuentra la bolsa de aire.

 

Ford Mustang 2005
Ford Mustang 2005

2005: basado en el diseño del Mustang de 1965 a 1967, el volante de tres brazos aparece en la quinta generación de este Ford. Esta versión viene en cuero.

 

Ford Mustang 2010 GT
Ford Mustang 2010 GT

2010: varios botones se han adicionado al volante: SYNC, volumen, teléfono, etcétera. El aluminio es elemento protagónico en este volante y luce el caballo en la parte central (o una Cobra en el caso del Shelby GT 500).

 

Shelby GT500 2013
Shelby GT500 2013

2013: como parte del refinamiento del Ford Mustang, el volante pasó a ser una especie de centro de control del auto. Los modelos Boss 302 y Shelby GT500 contaban con volantes forrados en Alcantara.

 

Ford Mustang 2015
Ford Mustang 2015

2015: un rediseño total del volante llegó para el Mustang de 50 Aniversario incorporando más controles. Más de 20 botones se pueden encontrar en él. Las variantes con transmisión automática incluyen las manetas de cambios detrás del volante.

 

Shelby GT350R 2015
Shelby GT350R 2015

GT350: el Shelby GT350 y GT350R son los Mustang para calle más capaces en las pistas y el volante ha sido fabricado pensando en ello. Muchos ajustes del auto se llevan a cabo desde esta parte y también está forrado en Alcantara.

 

Ford Mustang 2018
Ford Mustang 2018

2018: Otro más del clásico diseño de gtres brazos con el gran Mustang en el centro. A pesar de la modernidad del auto, el volante sigue conservando algunos rastros clásicos. Los botones son para llevar a cabo gestiones como el audio, la velocidad controlada de crucero, y más.

 

Así ha sido la evolución del volante de uno de los autos íconos de la industria, el Ford Mustang.