Asamblea de Nueva York aprueba seguro de salud universal

El proyecto de ley estatal busca garantizar, mediante un sistema de pago único, la cobertura médica para todos los neoyorquinos
Asamblea de Nueva York aprueba seguro de salud universal
Según sus patrocinadores, la nueva ley ayudaría principalmente a los neoyorquinos que han sido más afectados por el alto costo de los seguros de salud y aquellos que no cuentan aún con cobertura médica.
Foto: Archivo

La Asamblea del estado de Nueva York aprobó este martes por mayoría un proyecto de ley que otorgaría cobertura de salud a todos los neoyorquinos independientemente de sus ingresos, su edad o estado de salud.

El presidente de la Asamblea, Carl Heastie, y el presidente del Comité de Salud de la Asamblea, Richard Gottfried, anunciaron este martes la aprobación por parte de la Asamblea de la ‘Ley de Salud de Nueva York’ (A.4738, Gottfried) que, según se informó, sería un plan de salud universal “mejorado de Medicare para todos” los residentes de Nueva York.

“Mientras los legisladores en Washington discuten otorgar recortes de impuestos a los ricos y recortan los fondos para la atención de salud de aquellos que más lo necesitan, la mayoría de la Asamblea sigue comprometida en asegurar que todos los neoyorquinos tengan acceso al cuidado que necesitan y merecen”, dijo Heastie.

Según un comunicado de la oficina de Heastie, bajo la Ley de Salud de Nueva York, todos los residentes estarían inscritos en el sistema universal de atención de la salud y tendrían acceso a la gama completa de médicos y otros proveedores de atención médica. Los beneficios incluirían atención integral para pacientes hospitalizados y ambulatorios, atención primaria y preventiva, medicamentos recetados, servicios de salud mental, pruebas de laboratorio y cuidados de rehabilitación, así como atención dental, de la vista y auditiva.

El mismo comunicado indica que la cobertura, financiada con fondos públicos, no incluiría restricciones de la red, deducibles o copagos. En lugar de una estructura regresiva de altas primas, copagos y deducibles, la financiación se basaría en un sistema compartido de 80/20 de la contribución entre el empleador y el empleado.

Esto, según los patrocinadores de la medida, ayudaría a muchos neoyorquinos para quienes el aumento en el costo de los programas de salud los ha obligado a tomar decisiones de salud basadas en factores económicos.

“El sistema de cuidado de la salud está manipulado contra la gente trabajadora, y la Administración Trump está trabajando para hacer que el acceso a la atención médica sea aún peor. Nueva York puede hacerlo mejor con un ‘sistema mejorado de Medicare para todos’ de pago único que cubra a todos y que sea financiado de manera justa”, dijo Gottfried.

Además, se informó que la financiación estatal se combinaría con fondos federales que actualmente reciben los programas de salud de bajo costo como el Medicare, Medicaid y Child Health Plus, con el fin de crear lo que se conocería como un Fondo Fiduciario de Salud de Nueva York.

El estado también buscaría exenciones federales que permitirán a Nueva York dirigir esos fondos al Plan de Salud de Nueva York.  La parte local de la financiación de Medicaid sería terminada, ofreciendo a los neoyorquinos una importante reducción de impuestos a la propiedad.

Aunque los neoyorquinos no pueden cantar victoria aún, porque el proyecto de ley debe pasar ahora al Senado Estatal para su votación y posible aprobación, el asambleísta Gottfried aseguró que “el apoyo está creciendo con el público y en el Senado del estado, donde ahora tenemos 30 copatrocinadores, incluyendo a todos los demócratas y la Conferencia Demócrata Independiente (IDC)”.

En este sentido, el presidente de la Asamblea también hizo hincapié en la necesidad de que los senadores estatales aprueben la medida. “La reciente decisión tomada por el Congreso de despojar a más de un millón de neoyorquinos de los servicios de salud ha demostrado que es hora de que nuestros colegas del Senado también actúen”, agregó Heastie.