Top 10: consejos para ahorrar combustible

El problema va más allá de no gastar tanto dinero.
Top 10: consejos para ahorrar combustible
Por un mundo mejor.

No nos centramos únicamente en el tema de ahorrar dinero sino de que también hagamos conciencia de que hay muchas cosas que podemos llevar a cabo sin necesidad de utilizar el auto. Bien vale la pena, siempre, incentivar el uso de bicicletas, transporte público y hasta de las motocicletas, las cuales gastan menos combustible y también contaminan menos. A continuación, te decimos qué puedes hacer para echarle una mano al planeta y de paso a tu billetera.

10 ¿Calentar el auto? Por favor, esa es cosa del pasado. Aquella época en que nuestros abuelos echaban a andar el auto unos minutos antes de empezar el viaje, ha quedado atrás. Los autos no necesitan calentarse. Lo que hay que evitar es revolucionar mucho el motor desde que enciende. Con llevarlo a un ritmo moderado es más que suficiente para que el motor y algunos componentes más alcancen su temperatura óptima de funcionamiento.

9 Planea bien tus rutas. Trata de evitar el tráfico pesado de las horas pico. Aunque a veces es complicado por los horarios de escuelas y del trabajo, sí lo puedes hacer en fines de semana (sí, también hay horas pico en fin de semana).

8 Otra de las épocas que ya quedaron atrás es la de andar rápido en el auto. Acelerar, frenar, acelerar, etcétera, es la mejor manera de gastar combustible. Trata de que los cambios de velocidad no se hagan por encima de las 3,500 revoluciones por minuto y verás que el consumo se minimiza.

7 Si no tienes necesidad de abrir las ventanillas y el quemacoco, no lo hagas. Sea lo que sea, estos elementos aumentan la resistencia al viento y se traduce en menor avance con más esfuerzo. O sea, gastas más combustible (y contaminas más).

Si no los vas a usar, quita los racks del techo.
Si no los vas a usar, quita los racks del techo.

6 Si no andas de viaje, no necesitas entonces traer tu maletero gigante encima del techo. En algunos lugares se le conoce como “hamburguesa” o “portaequipajes”, pero de cualquier manera afecta. Al igual que con las ventanillas y el quemacoco, evita traer el rack del techo y también el de las bicicletas… siempre que no vayas a salir a pedalear.

5 Apaga el aire acondicionado. Siempre que se pueda, trata de no prender el aire, aunque tengas que bajar un poco la ventanilla. Sí, te acabamos de decir que no bajes las ventanillas, pero la combinación de: aire apagado y ventanilla poco abierta, resulta buena para no gastar mucha gasolina.

4 Saca la bicicleta del garaje. Atrévete a hacer esos viajes cortos en la bici. ¿Vas a hacer algo al banco o al centro comercial? Anímate y saca la bici. Mientras más ciclistas seamos, más cultura al respecto se genera. Sin miedo.

3 Negocia con tu jefe del trabajo que, cuando menos una o dos veces cada quince días, puedas hacer el trabajo desde casa. Es hora de cambiar la mentalidad de empleadores y de trabajadores.

2 Organízate con los vecinos, con los papás de las escuelas, con los profesores de los cursos extra escolares para que puedan en un viaje llevar a muchos niños. Siempre pasa que ves que llega la señora con su Cadillac Escalade para 7 pasajeros y solo lleva a un niño. No se vale.

1 Mantén una velocidad crucero cuando vayas en carretera. Puedes fijarla en el límite permitido y verás que el combustible rinde más.

Extra. Revisa regularmente que los neumáticos de tu auto estén a la presión que indica el fabricante. Llantas bajas es sinónimo de altos consumos de combustible.