El gran amigo que perdió la salsa

Albert Torres, conocido bailador y promotor de salsa, murió en Los Angeles la pasada semana a los 60 años.
El gran amigo que perdió la salsa
Albert Torres, promotor de la salsa y fundador del Salsa Congress, es recordado como un gran impulsor del género en Estados Unidos y el mundo (Foto proporcionada)

Este tributo fue escrito por el músico y cantante angelino Ricardo Lemvo

Este pasado 25 de mayo, la salsa y yo perdimos a un buen amigo: Albert Torres, creador del Congreso de la Salsa de Los Ángeles.  Al igual que todos los demás en el mundo de la música, quedé en estado de “shock”:  Albert era una persona exuberante y llena de vida.  Parece injusto que haya dejado el planeta en pleno apogeo de su vida con solo 60 años.

Conocí a Albert por el año 1991 en el Miami Spice de Lincoln Boulevard en West Los Ángeles.  Era un lugar muy pequeño donde tocaban grupos de salsa locales.  Muchos de los salseros de Los Ángeles se congregaban allí durante la semana hasta altas horas de la madrugada y Albert era el centro de atención ya que  era uno de los mejores bailadores de salsa de esa época.

A mediados de los años 90, él formó su propia compañía de producción, Albert Torres Productions y comenzó a organizar fiestas de salsa en varios lugares de Los Ángeles.  Las más importantes fueron el Boathouse en Santa Mónica, St. Marks en Venice y Sportsmen’s Lodge en Studio City.

En un momento en que el género de la salsa estaba perdiendo popularidad, Albert Torres lo sacó adelante por su propia cuenta.  Lo revivió de tal manera que se convirtió en el promotor de salsa de más influencia de los Estados Unidos. Fue él quien trajo a Los Ángeles algunos de los nombres más importantes de la música latina como la Fania All-Stars, El Gran Combo, Oscar D’Leon, El Canario y la Spanish Harlem Orchestra, entre otros.

Recuerdo que en una de nuestras muchas conversaciones expresó su gran deseo de traer a los Estados Unidos al famoso grupo africano de salsa llamado Africando.  Africando tenía una cancion, “Yay Boy”, que estaba de furia no solo en New York sino también en Latino América pero no muchas personas habían visto el grupo en vivo.   Fue un proyecto enorme organizar un concierto con Africando ya que los vocalistas principales vivían en Senegal, Togo y otras partes de África.  Cuando Albert finalmente logró traer a Africando a Los Ángeles en el 2004, se sintió en la gloria.  Ese fue uno de sus grandes triunfos.

A finales de la década de los noventa, después de que la administración del presidente Clinton relajó las leyes que restringían las presentaciones de los artistas cubanos en los EE.UU., Albert Torres fue el primer promotor que trajo el famosísimo grupo Los Van Van a Los Ángeles.  El show, que tuvo lugar en un night club en downtown L.A., fue todo un éxito.

Albert era un “workaholic”.  Siempre estaba de viaje promoviendo la música de salsa a través de todos los congresos de salsa que él organizaba por todo el mundo.  Siempre en tránsito, él se pasaba una noche en Estambul, la siguiente en Paris y la semana siguiente en Tokio.

En lo personal, yo le tengo una enorme gratitud a Albert.  En 1996 cuando saqué mi primer álbum, Tata Masamba, él fue el que le presentó mi música a la audiencia Latina en Los Ángeles.  El también colocó mi banda en el Sportsmen’s Lodge, en Grand Park y en muchos otros locales.  Tambiuén fue Albert el que me recomendó  al director de películas Randa Haines y como resultado, mi banda, Makina Loca, salió en la película “Dance with Me” con Chayanne y Vanessa Williams.

Yo le estaré eternamente agradecido a Albert Torres por haberme dado una mano al comienzo de mi carrera.

Albert, tu muerte es un gran golpe para todos nosotros en el mundo de la salsa.  Te vamos a extrañar muchísimo.  Gracias por todo lo que has hecho por promover nuestra música, la salsa.  Nunca te vamos a olvidar.

Que descanses en paz, hermano.

Ricardo Lemvo es un músico y cantante residente en Los Ángeles, fundador y líder del grupo salsero Makina Loka.