Doctor octogenario acusado por recetar fármacos controlados

El anciano de 81 años es sospechoso de haber firmado prescripciones por un total de 2.2 millones de píldoras de oxicodona.
Sigue a El Diario NY en Facebook
Doctor octogenario acusado por recetar fármacos controlados
Tesher se presentaba a sí mismo como un médico de la vieja escuela. La fiscalía lo acusa ahora de recetar millones de fármacos controlados. Foto Cortesía ZocDoc
Foto: Cortesía ZocDoc

NUEVA YORK – Una denuncia penal fue presentada hoy en una corte federal en Brooklyn contra el médico Martin Tesher acusándolo de recetar miles de prescripciones ilegales para sustancias controladas, particularmente los opioides, como la oxicodona, sin un propósito médico legítimo. Tesher fue detenido ayer en Manhattan, y su aparición inicial está programada para esta tarde ante la magistrada de Estados Unidos, Lois Bloom.

Los cargos fueron anunciados por el investigador a cargo James J. Hunt, Agente Especial de la Agencia Antidrogas (DEA), de la división de Nueva York, y Bridget M. Rohde, Fiscal de Estados Unidos para el Distrito Este de Nueva York.

Según se alega en la denuncia, el acusado opera una práctica médica familiar en Manhattan. Entre junio de 2012 y enero de 2017, Tesher firmó más de 14.000 recetas de oxicodona, para un total de unas 2,2 millones de píldoras de oxicodona, una cantidad desproporcionadamente alta para un médico de familia. Los opioides, que incluyen la heroína, son narcóticos altamente adictivos. Tesher no tiene ningún entrenamiento especializado en el manejo del dolor.

La clínica del Dr. Tesher está en el 9 East 68th Street. de Manhattan. Foto Cortesía ZocDoc

En algunos casos, Tesher indicó que sabía que algunos de sus pacientes eran adictos a la oxicodona, o que estaban usando otras sustancias ilícitas como la heroína o la cocaína, pero continuó prescribiendo oxicodona y otros opioides a esos pacientes de todos modos. En un caso, en la primera visita de un paciente, Tesher le prescribió al paciente 15 pastillas de oxicodona al día sin siquiera una verificación básica de que el paciente tenía alguna lesión.

“El Dr. Tesher actuó de manera similar a una operación multimillonaria de narcotráfico de heroína, distribuyendo más de 20 millones de dólares en opioides”, declaró Hunt. “De hecho, al utilizar su posición como médico de familia, evitó que los pacientes que buscaban ayuda contra el abuso de sustancias la obtuvieran y convirtió a nuevos pacientes en adictos a los opiáceos prescribiéndolos innecesariamente a cambio de dinero en efectivo. La policía no tolera a los médicos deshonestos, su personal médico ni a los traficantes de opiáceos, y estamos comprometidos con el desmantelamiento de las organizaciones de narcotraficantes, ya operens en una clínica familiar o en un laboratorio ilegal de heroína”.

Dr. Tescher 9en la foto junto a su esposa Lynn) es un miembro prominente de la sociedad neoyorquina. Aquí en un programa de Lyric Chamber Music Society of New York.

“Según lo alegado, el Dr. Tesher utilizó su posición como doctor no para curar sino para fomentar la adicción a los opioides”, declaró la fiscal Rohde. “Esta Oficina y nuestros socios de la DEA seguirán imponiendo todo el peso de la ley a los profesionales médicos en todos los casos en que abandonan sus deberes y contribuyen a la crisis de los opioides“.

Este caso es el último de una serie de juicios federales conducidos por la Oficina del Fiscal de los Estados Unidos para el Distrito Este de Nueva York como parte de la Iniciativa de Medicamentos Recetados. Una respuesta integral a la alerta por el aumento de aumento epidémico en el abuso de los llamados analgésicos opioides, lanzada por el Departamento de Salud de los Estados Unidos y el Centro de Servicios Humanos para el Control y Prevenciones de Enfermedades. Hasta la fecha, la Iniciativa ha llevado a los tribunales más de 160 procesos penales federales y locales, incluyendo el enjuiciamiento de 19 profesionales de la salud, ha tomado acciones civiles contra un hospital, una farmacia y una cadena de farmacias. La Iniciativa también incluye en un extenso programa de impacto comunitario para abordar el abuso de productos farmacéuticos.