Colombia: las FARC entrega un tercio de sus armas a ONU

El líder de la guerrilla colombiana dijo que este miércoles entregarán a Naciones Unidas el 30% de las armas que tienen sus guerrilleros
Colombia: las FARC entrega un tercio de sus armas a ONU
Los guerrilleros deben entregar 7 mil armas hasta el 20 de junio.

Tras una serie de demoras, la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) anunció que este miércoles completa la entrega a la misión de Naciones Unidas en el país del 30% de sus armas.

Así lo dijo Rodrigo Londoño Echeverri, alias Timochenko, jefe máximo de las FARC, quien agregó que dejarán otro 30% el 14 de junio y el 40% restante el 20 de junio, cuando debe completarse la delación de armas, punto crucial del acuerdo de paz firmado entre el gobierno y la guerrilla a fines de noviembre de 2016, que puso fin a más de 50 años de un conflicto interno que ha dejado más de 220 mil muertos y millones de víctimas.

Según pudo confirmar BBC Mundo con fuentes del gobierno, lo entregado este miércoles completará el 30% de las armas de dotación de los cerca de 7.000 guerrilleros que se encuentran en las 26 zonas de transición distribuidas por el territorio colombiano (30% de cada una de las zonas).

El registro de la ONU da cuenta de un total de 7,000 armas que los guerrilleros en las zonas deben entregar hasta el 20 de junio, de las cuales ya habían puesto en manos de ese organismo unas 1.000 pertenecientes a miembros de las FARC vinculados a tareas relativas a la implementación de los acuerdos de paz.

Según la ONU, esas mil armas hacen parte del 30% anunciado este miércoles.

Desde la zona de transición de Caño Indio, en el departamento de Norte de Santander (vecino con Venezuela), Timochenko dijo en una transmisión de Facebook Live: “Jamás volveremos a emplear la violencia, nuestra única arma será la palabra, lo prometimos y lo cumplimos, sin pesares ni llantos”.

Milicianos y caletas

BBC Mundo también supo que esta primera entrega no incluye armas de milicianos (miembros de las FARC que operaban en ámbitos civiles y cuyas armas no se cuentan entre las 7.000), por lo que tendrán que hacerlo en una de las dos fechas que siguen.

Según señaló este martes Sergio Jaramillo, alto comisionado para la paz del gobierno, se espera que en los próximos días unos 2,800 milicianos entren a las zonas de transición y se sumen al proceso de dejación de armas.

De acuerdo con lo que suscribieron las partes el pasado 29 de mayo, cuando anunciaron el ajustar del calendario de implementación de los acuerdos, el 20 de junio todos los integrantes de las FARC, incluyendo a los milicianos, tienen que haber dejado las armas, que quedarán bajo observación de la ONU en contenedores ubicados en las 26 zonas transitorias.

Por otra parte, durante los próximos tres meses las FARC asistirán a la ONU para ubicar unas 900 caletas (escondites) de armamento y explosivos en todo el país, para que su contenido pueda ser extraído e inutilizado.

En su alocución Timochenko agradeció al gobierno por haber —tal como se había acordado también el 29 de mayo— expedido en forma veloz los decretos y la tramitación de leyes para garantizar la seguridad física, jurídica y socioeconómica de los guerrilleros.

“La delación de armas es un punto crucial para la sociedad colombiana , que la considera un paso decisivo de construcción de confianza en el proceso de paz, pero también lo es para las FARC, que quieren volcarse a la política lo más rápidamente posible”, dijo Natalio Cosoy, corresponsal de BBC Mundo en Colombia.