El récord de jonrones de Scooter Gennett y otras marcas “imposibles” de batir en Ligas Mayores

Aún quedan muchos retos por superar en la MLB y lo hecho por el jugador de los Reds ya es histórico

Guía de Regalos

El récord de jonrones de Scooter Gennett y otras marcas “imposibles” de batir en Ligas Mayores
Lo hecho por Gennett es increíble, pero aún deja cosas que superar.

Fue la noche de Scooter Gennett, el polivalente jugador de los Cincinnati Reds, que este miércoles igualó una marca que ha permanecido vigente en el béisbol de las Grandes Ligas desde el 30 de mayo de 1894.

Gennett no es conocido por su fuerza ni por su habilidad al bate, pero frente a los St. Louis Cardinals tuvo el mejor juego de su vida al batear cuatro jonrones, uno con las bases llenas, e impulsar 10 de las 13 carreras que anotaron los Reds.

“Es surrealista, realmente lo es”, admitió el pelotero que solo había conectado tres cuadrangulares en lo que iba de temporada y que en los 502 partidos que había jugado antes en su carrera, solo sumaba 38 jonrones.

“Estoy en verdad bendecido. Ser de aquí, haber nacido aquí. Es un honor”, agregó el jugador que suele desempeñarse en segunda base, pero que también es capaz de ocupar cualquiera de las posiciones en los jardines.

Gennett, quien también bateó un imparable en su primer turno al bate, se convirtió en el 17º jugador en batear cuatro jonrones en un partido desde que comenzó la historia del béisbol organizado a finales del siglo XIX.

El primero en hacerlo fue Bobby Lowe en 1894 para los Boston Beaneaters, mientras que el último que lo había logrado había sido Josh Hamilton, de los Texas Rangers, cuando conecto cuatro vuelacercas frente a Baltimore el 8 de mayo de 2012.

Nadie ha podido lograr cinco, lo que confirma que se trata de uno de los récords más difíciles de batir en el béisbol, si bien no se considera imposible.

Ese calificativo recae en otras cinco marcas que según los analistas jamás serán superadas. En BBC Mundo te contamos cuáles son, algunos conseguidos en la época moderna.

Fernando Tatis

Grand Slams en una entrada (2)

En 1999, el dominicano Fernando Tatis logró un hecho que nadie había conseguido en el béisbol, batear dos cuadrangulares con las bases llenas en la misma entrada.

Al mismo tiempo, logró el récord de más impulsadas en un inning.

Es posible que alguien pueda igualar este récord, pero superarlo parece poco probable.

Cal Ripken Jr.

Juegos consecutivos (2.632)

El hombre de acero del béisbol no solo superó la marca que había conseguido Lou Gehrig, si no que la pulverizó hasta elevar la cifra hasta un total de 2.632 partidos jugados de manera consecutiva.

El indestructible fue Cal Ripken Jr., quien en 1995 superó los 2.130 partidos del legendario Gehrig.
Teniendo en cuenta que una temporada cada equipo juega 162 partidos, el campocorto de los Baltimore Orioles estuvo jugando ininterrumpidamente durante más de 16 años.

Nolan Ryan

Más ponchados (5.714)

Más partidos sin recibir hit (7)

“El Expreso” del béisbol tiene el privilegio de contar con dos marcas en esta lista que seguramente perdurarán intachables en el tiempo.

Una es la de más partidos sin recibir hits, con siete, casi el doble que su más inmediato perseguidor que no fue otro que el legendario Sandy Koufax (4).

El otro récord es el de más ponches durante su carrera, marca que dejó en 5.714, cifra muy superior a los 4.875 de Randy Johnson.

El lanzador en activo que está más cerca es CC Sabathia, quien a sus 36 años de edad “solo” lleva 2.779.

Pete Rose

Más hits conectados (4.256)

Cuando Pete Rose superó la marca de Ty Cobb y la elevó hasta los 4.256 imparables, su destino parecía dirigido hacia el Salón de la Fama del béisbol, pero el legendario bateador nunca pudo llegar a Cooperstown.

Eso no desmerece su impresionante récord que se considera será imposible de batir.

El jugador en activo que está más cerca es el japonés Ichiro Suzuki, con 3.043 hits, pero con 43 años de edad no le queda mucho tiempo como jugador de Grandes Ligas.

Cy Young

Más triunfos en su carrera (511)

Charles Radbourn logró 59 victorias en una sola temporada, pero lo conseguido por Cy Young a lo largo de su carrera, supera cualquier hito imaginable en béisbol.

El lanzador logró sus 511 triunfos en una carrera que se extendió durante 22 años, o lo que es lo mismo con un promedio superior a las 23 victorias por temporada.

En 2011 Justin Verlander alcanzó la mejor marca de este siglo con 24 partidos ganados, lo que demuestra el alcance y regularidad de lo conseguido por Young.

De los lanzadores que siguen en actividad es el dominicano Bartolo Colón quien lleva el mayor número de victorias con 235, pero es poco probable que logre superar siquiera la barrera de las 300.