Cuándo negarte a tomar antibióticos

Usar estos medicamentos cuando no los necesitas representa graves riesgos
Sigue a El Diario NY en Facebook
Cuándo negarte a tomar antibióticos
Hay enfermedades que se curan con terapias alternativas.

Una encuesta realizada por Consumer Reports en abril de 2015 a 1,000 adultos demostró que, con frecuencia, los médicos recetan antibióticos cuando no son necesarios, en casos como resfriados, influenza, y muchas infecciones de los senos nasales. Varias organizaciones médicas importantes, incluyendo la Academia Estadounidense de Médicos de Familia y la Academia Estadounidense de Pediatría, como parte del proyecto denominado “Cómo elegir sabiamente (Choosing Wisely)“, intentaron recientemente corregir el problema al identificar las afecciones para las que se usan a menudo los antibióticos de forma incorrecta, explicando cuándo se necesitan y cuándo no se necesitan estos medicamentos:

1. INFECCIÓN DEL OÍDO

La mayoría de las infecciones de oído mejora sin hacer nada en un periodo de 2 a 3 días, incluso sin medicamentos, en especial en niños mayores de 2 años de edad.

Cuándo considerar el uso de antibióticos. Puede ser necesario el uso de estos medicamentos de manera inmediata para los bebés menores de 6 meses que tengan dolor de oído, para los niños de 6 meses a 2 años de edad con dolor de oído de moderado a intenso, y para niños de 2 años o más con síntomas graves.

Obtén más información: en la Academia Estadounidense de Médicos de Familia.

2. ECZEMA

El problema: El eczema causa piel reseca, picazón y enrojecimiento. Los médicos podrían tratar de controlarlo con antibióticos. Pero los antibióticos no ayudarán a aliviar la picazón, el enrojecimiento ni la intensidad. Para controlar el eczema, humecta la piel y evita todo lo que la irrite. Pregúntale a tu médico sobre el uso de cremas o ungüentos medicinales para aliviar la picazón y la hinchazón.

Cuándo considerar el uso de antibióticos: Solo debes considerarlo cuando haya señales de una infección bacteriana, como ronchas o llagas llenas de pus, costras de color miel, piel enrojecida o caliente y fiebre.

Obtén más información: de la Academia Estadounidense de Dermatología.


Lee nuestra investigación especial “El ascenso de las superbacterias” y  sigue nuestra cobertura continua de la crisis en Estados Unidos de los antibióticos.


 3. INFECCIONES DE LOS OJOS

Con frecuencia, los médicos recetan antibióticos en gotas después de tratar con inyecciones las enfermedades de los ojos, como la degeneración macular. Pero los antibióticos en gotas rara vez se necesitan después de dichos tratamientos y pueden irritarte los ojos.

Cuándo considerar el uso de antibióticos: Cuando tengas una infección bacteriana en los ojos, caracterizada por ojos irritados, hinchados, llorosos, con pus o pérdida de la visión.

Obtén más información: de la Academia Estadounidense de Oftalmología.

4. CONJUNTIVITIS

La conjuntivitis usualmente es causada por un virus o una alergia, no por una bacteria. Incluso cuando las bacterias son las responsables, es usual que la conjuntivitis desaparezca por sí sola en 10 días.

Cuándo considerar el uso de antibióticos: Cuando tengas conjuntivitis bacteriana además de un sistema inmune débil, o síntomas graves o persistentes.

Obtén más información: de la Academia Estadounidense de Oftalmología.

5. INFECCIONES RESPIRATORIAS

El problema: Los resfriados, la influenza, la mayoría de los casos de tos y de bronquitis son virales. La faringitis, amigdalitis o faringoamigdalitis estreptocócica es bacteriana, pero menos del 15% de estas afecciones en adultos son causadas por estreptococos. Así que, si tienes alguna de esas 3 enfermedades, hazte una prueba de estreptococos para averiguarlo.

Cuándo considerar el uso de antibióticos: Cuando los síntomas se prolonguen más de 10 a 14 días o cuando el médico diagnostique una enfermedad bacteriana.

Obtén más información: de la Academia Estadounidense de Pediatría y “¿Tienes dolor de garganta?  No tomes antibióticos.”

6. SINUSITIS

Usualmente la sinusitis es viral. Incluso cuando las bacterias sean la causa, las infecciones con frecuencia desaparecen en una semana más o menos aunque no se les dé tratamiento.

Cuándo considerar el uso de antibióticos: Cuando los síntomas sean graves; cuando no mejoran en 10 días o cuando lo hacen, pero luego empeoran.

Obtén más información: de la Academia Estadounidense de Alergia, Asma e Inmunología.

7. OTITIS EXTERNA O DE NADADOR

Para este tipo de otitis, causada por agua que queda atrapada en el conducto auditivo externo, por lo general las gotas de venta libre ayudan tanto como los antibióticos, sin el riesgo que representan estos últimos y sin causar resistencia.

Cuándo considerar el uso de antibióticos: Si tienes una sensación de agujero o tubo en el tímpano, consulta con tu médico. En ese caso, algunos antibióticos en gotas son una mejor opción. Los antibióticos tomados podrían ser necesarios si la infección bacteriana se propaga más allá del oído o si tuvieras otras afecciones, como diabetes, las cuales aumentan el riesgo de complicaciones.

De la Academia Estadounidense de Otolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello.

8. INFECCIONES DEL TRACTO URINARIO EN PERSONAS MAYORES

Con frecuencia los médicos recetan antibióticos cuando una prueba de rutina detecta bacterias en la orina. Pero si no se presentan síntomas, los medicamentos no ayudarán.

Cuándo considerar el uso de antibióticos: Antes de determinadas cirugías o cuando sientas ardor al orinar y una necesidad urgente de “ir” al baño con frecuencia.

Obtén más información: de la Sociedad Estadounidense de Geriatría.

9. HERIDAS DE UNA CIRUGÍA EN LA PIEL

Estas representan un riesgo menor de infección y los antibióticos en ungüento no las disminuyen. La vaselina es más económica y hay menos probabilidades de que cause irritación.

Cuándo considerar el uso de antibióticos: Cuando la herida parezca infectada, con enrojecimiento, dolor, pus o inflamación, o cuando esté en un área propensa a la infección, como la entrepierna.

Obtén más información: de la Academia Estadounidense de Dermatología.

Consumer Reports no tiene ninguna relación financiera con los anunciantes en este sitio. Consumer Reports es una organización independiente sin fines de lucro que trabaja junto a los consumidores para crear un mundo justo, seguro y saludable. CR no apoya productos o servicios y no acepta publicidad. Copyright © 2017, Consumer Reports, Inc.