Supremo decide constitucionalidad de negarse a preparar pasteles para gays

El derecho a la libertad religiosa versus derechos de los homosexuales
Supremo decide constitucionalidad de negarse a preparar pasteles para gays
Pastel para boda gay. ROBYN BECK/AFP/Getty Images

WASHINGTON El Tribunal Supremo aceptó estudiar el caso de un cocinero del estado de Colorado que se niega a cocinar y diseñar tartas de boda para parejas del mismo sexo porque considera que esa acción viola su derecho a la libertad religiosa.

Los nueve jueces del alto tribunal aceptaron escuchar este polémico caso, que enfrenta el derecho a la libertad religiosa con los derechos de los homosexuales.

La figura principal en el caso es Jack Phillips, un hombre que se describe como un “artista de las tartas” y que argumenta que el estado de Colorado viola su libertad religiosa al obligarle a cocinar tartas para parejas del mismo sexo, puesto que él es cristiano y no acepta este tipo de uniones.

El caso podría tener un gran impacto en cómo los negocios de diferentes estados del país pueden aludir a su libertad religiosa para negarse a prestar servicios a las parejas del mismo sexo, cuyo matrimonio fue legalizado por el propio Tribunal Supremo el 26 de junio de 2015, en el emblemático caso “Obergefell contra Hodges”.

Actualmente, no existe una ley federal que obligue a negocios privados a prestar servicios a sus clientes, pero 21 estados tienen lo que se llama “leyes de hospedaje”, mediante las cuales prohíben la discriminación contra una persona por el mero hecho de ser homosexual.

Estos estados son en su mayoría progresistas e incluyen a California, Illinois, Maryland y Maine. Los estados conservadores, en su mayoría en el sur y centro de EE.UU, no tienen estas leyes.

El caso será estudiado durante el próximo período del Tribunal Supremo, que comenzará el primer lunes de octubre y terminará en junio de 2018