Cómo funcionan las cuentas de ahorro para gastos de salud

Las cuentas de ahorro para gastos de salud [Health Savings Account, HSA] son un componente fundamental, y controversial, de algunas propuestas de atención médica de los republicanos
Sigue a El Diario NY en Facebook
Cómo funcionan las cuentas de ahorro para gastos de salud
Descubre cómo funciona una HSA.

Los planes de los republicanos para derogar y reemplazar la Ley de cuidado de la salud asequible [Affordable Care Act] aun no han finalizado, pero muchas de las ideas que circulan en Washington comparten una característica común: la expansión de las cuentas de ahorro para gastos de salud hacia más consumidores.

Una cuenta de ahorro para gastos de salud, o HSA, es una cuenta exenta de impuestos que está a disposición de las personas que tienen ciertos planes de salud con alto deducible para ayudarles a pagar los gastos médicos de bolsillo. Hoy, para abrir una HSA, tu deducible anual debe ser de $1,300 como mínimo en forma individual o $2,600 para familias, pero los deducibles de esos planes pueden ser, y generalmente son, más elevados que esto.

Las HSA son diferentes a las cuentas de gastos flexibles [Flexible Spending Accounts, FSA], aunque tienen similitudes. Las FSA, que debe abrirlas el empleador, permiten que la persona aparte hasta $2,550 antes de impuestos para pagar gastos de atención médica. No puedes aportar a una HSA y a una FSA al mismo tiempo.

Actualmente hay 20 millones de cuentas HSA activas en Estados Unidos, pero los planes de expansión pueden incrementar esta cifra considerablemente.

El Presidente de la Cámara de Representantes Paul Ryan dijo recientemente que la legislación  para derogar y reemplazar la ley de Cuidado de la salud asequible se presentará en la Cámara cuando el Congreso vuelva de su receso el 27 de febrero. Una versión de ese plan que se filtró  se publicó el viernes en Politico y permitiría que las personas aporten a una HSA más que lo que permite la ley actual.

Otro plan presentado por el senador Rand Paul en enero permitiría que las personas que tengan cualquier tipo de seguro de salud, independientemente del monto el deducible, abran una HSA.

No todos creen que expandir el acceso a las HSA sea una buena idea.

“Las propuestas de expansión de las HSA benefician desproporcionadamente a los estadounidenses ricos ya que les ofrecen recortes de impuestos”, dice Maura Calsyn, directora gerente de políticas de salud en el Center for American Progress, un instituto de políticas no partidarias. “Pero no hacen nada para aumentar la cobertura para las personas más pobres que no tienen dinero extra para ahorrar”.

Como las HSA requieren que los consumidores tengan un ingreso extra para depositar en la cuenta, son de poca utilidad para aquellos que ya luchan por pagar su seguro de salud en primer lugar. Mientras tanto, las personas más adineradas que pueden acumular dinero en una HSA podrían tener un enorme beneficio impositivo. Y las HSA también confían en que los consumidores puedan predecir con precisión sus gastos médicos anuales.

“Para asegurar que los consumidores puedan recibir la atención médica que necesitan y cuándo la necesitan, se debe contar con soluciones globales”, dice Laura MacCleery, Vicepresidente de Políticas y Movilización del Consumidor en Consumers Union, la rama de políticas y acción de Consumer Reports. “Las HSA les transfieren el riesgo a los consumidores que tienen que pagar por la atención médica que normalmente debería estar cubierta por el seguro, y satisface las necesidades de unos pocos elegidos, a la vez que no da la posibilidad de reducir los costos para todos brindando la seguridad de una cobertura amplia para todos”.

Sin embargo, uno piensa en las HSA como una cuestión de política nacional y tal vez te encuentres pensando en tener una en un futuro cercano. O tal vez ya tengas una HSA y estés pensando si puedes tener una mejor opción. Aquí te decimos qué es lo que debes saber para encontrar una HSA que se adapte a tus necesidades.

Fundamentos básicos de las HSA

Cerca de 24% de las empresas que brindan beneficios de salud ofrecen planes de salud con alto deducible que califican para una HSA. Algunas empresas solo ofrecen planes con altos deducibles. Sin embargo, algunas personas con acceso a varios planes ofrecidos por sus empleadores aun así eligen estos planes con alto deducible ya que prefieren pagar primas más bajas y suponer que van a estar sanos y, de esta manera, ahorrar dinero. Si tu empleador te ofrece un plan de salud con alto deducible, también puede contratar con un banco y abrirte una cuenta HSA.

Pero tú también puedes abrir tu propia cuenta. Cientos de bancos y cooperativas ofrecen HSA, y como las tasas de interés que pagan, las comisiones que cobran y las características que ofrecen pueden variar, vale la pena averiguar antes de decidir. Y las HSA son portables. “Si no estás satisfecho con el proveedor de HSA, puedes pasarte a otro en cualquier momento”, dice Eric Remjeske, presidente y cofundador de Devenir, una consultora en HSA con sede en Minneapolis.

Devenir ofrece una herramienta de búsqueda por Internet de HSA , que les permite a los consumidores comparar más de 350 proveedores. A menudo, si cambias de un proveedor de HSA por otro, la HSA a la cual estás transfiriendo paga la comisión de cierre que te cobra la HSA de la cual te estás saliendo.

Tú puedes pedirle a tu empleador que aporte tus ingresos antes de impuestos a cualquier HSA que designes. Actualmente son hasta $3,400 por año para personas en forma individual y $6,750 para familias.

“Lo que aportes da origen en forma inmediata a significativos ahorros en impuestos, y en tanto gastes dinero en gastos médicos que califiquen, es libre de impuestos cuando lo utilizas”, dice Greg Geisler, profesor asociado de contabilidad en la Universidad de Missouri–St. Louis.

Dichos gastos incluyen visitas al médico, cirugía, recetas de medicamentos y terapia física.

Ten en cuenta que tampoco se exige que gastes todo el dinero de una HSA en un año determinado como generalmente sucede con las cuentas de gastos flexibles. Esto significa que si puedes afrontar tus gastos actuales de atención médica, invertir en una HSA hoy puede ayudarte a tener fondos para los gastos médicos cuando te jubiles, cuando probablemente sean más elevados. Si no lo gastas todo, tus herederos heredarán el saldo.

Principales características de la HSA

Cuando busques una cuenta mejor, presta atención a estas características clave.

Opciones de inversión. Muchas HSA solo ofrecen una cuenta de ahorros, sin opciones de inversión. Esto está bien si prevés que vas a gastar todo el dinero de la HSA cada año, como le sucede a la mayoría de la gente. Pero si tu saldo se acumula, tal vez debas pensar en una HSA que también te permita invertir tu dinero en certificados de depósito, fondos mutuos o de índices y cuentas de corretaje autodirigidas, por ejemplo. Estas opciones pueden generar mayores ingresos anuales libres de impuestos. Pero es necesario que sepas que algunos fondos pueden cobrar comisiones y que las opciones de fondos y corretaje no están aseguradas por la FDIC. También, tus inversiones pueden perder valor debido a los altibajos del mercado de acciones y a otros riesgos asociados a los mercados de valores.

Las HSA que ofrecen opciones de inversión generalmente te permiten comenzar a invertir una vez que el saldo de tu cuenta alcanza los $1,000. En el banco BB&T Bank, el 11° banco más grande del país, necesitas tener un saldo mínimo de $3,500 para invertir. Pero no todos los bancos tienen requisitos tan altos. El banco HSA Bank, por ejemplo, no tiene un saldo mínimo como requisito.

Comodidad. Si bien la persona promedio que tiene una HSA usa la cuenta para hacer solo 13 transacciones por año, de acuerdo con una encuesta de Devenir, puede ser útil abrir una cuenta que permita diferentes opciones de pago y servicios.

Aunque la mayoría de las HSA ofrecen una tarjeta de débito para que pagues tus gastos de salud, algunas HSA también te permiten pagar con cheque en papel o mediante el pago de facturas por Internet. Para ayudarte a administrar el dinero de tu cuenta, algunas HSA te permiten usar una aplicación para smartphones, algunas ofrecen un servicio que transfiere los fondos excedentes a las opciones de inversión que hayas elegido.

Almacenamiento de recibos digitales en línea. Debes conservar cuidadosamente tus recibos de gastos médicos que califiquen para asegurarte el estatus de libre de impuestos de los dólares que tienes en la HSA en caso de que el IRS te realice una auditoría.

En lugar de ponerlos en una caja de zapatos, algunas HSA, tales como las de HSA Bank, Optum y SelectAccount ofrecen un archivo de recibos digitales donde puedes subir imágenes escaneadas o fotos de tus recibos.

-Jeff Blyskal

Cuando era periodista para Forbes, aprendí cómo funcionan las corporaciones y ahora utilizo mi inteligencia empresarial para descubrir los trucos y encontrar mejores ofertas para los consumidores como tú. Mi pasión por los informes de investigación sobre el dinero me permitió ganar dos premios: un National Magazine Awards y un Loeb Award. Me encanta compartir vino con mi esposa y practicar técnicas de bateo y lanzamiento con mi hijo que desea entrar en las grandes ligas. Sígueme en Twitter (@JeffBlyskal).

Consumer Reports no tiene ninguna relación financiera con los anunciantes en este sitio. Consumer Reports es una organización independiente sin fines de lucro que trabaja junto a los consumidores para crear un mundo justo, seguro y saludable. CR no apoya productos o servicios y no acepta publicidad. Copyright © 2017, Consumer Reports, Inc.