Esto es lo que pasa cuando dejas de fumar

Aunque no lo creas, los cambios en tu organismo se presentan desde las primeras horas

Guía de Regalos

Esto es lo que pasa cuando dejas de fumar
Los beneficios del no fumar se notan desde las primeras horas.

El tabaquismo es una de las causas principales de muerte en todo el mundo, un hecho que todo mundo sabe y a pesar de ello, quienes disfrutan de encender un cigarrillo no dejan de hacerlo pues creen que el daño ya está hecho y que de nada servirá si dejan de un día para otro este vicio.

Sin embargo, los beneficios reales de dejar de fumar pueden verse mucho más rápido de lo que te imaginas, ya que aunque no lo sientas, los cambios desde que te fumaste tu último cigarrillo pueden observarse en cuestión de horas y las mejoras continúan hasta pasados casi 20 años.

Aquí te presentamos una cronología de lo que le sucede a tu organismo desde el momento en que decides no volver a encender un cigarrillo en lo que te resta de vida.

1 hora después

20 minutos después de haber fumado tu último cigarro, tu frecuencia cardíaca bajará y vuele a la normalidad. De igual modo, la presión arterial disminuirá y por ende, tu circulación mejora considerablemente.

12 horas después

El organismo se limpia del exceso de monóxido de carbono y aumentan los niveles de oxígeno.

Un día después

Con tan solo 24 horas sin fumar, los riesgos de sufrir un ataque al corazón disminuyen. La presión arterial se reduce, tus niveles de oxígeno serán los adecuados a tal grado que te será más fácil hacer cualquier tipo de actividad física y ejercicio.

Dos días después

El cigarro daña las terminaciones nerviosas de los sentidos del olfato y del gusto. En este tiempo notarás que habrán mejorado considerablemente.

Después de 3 días

Los niveles de nicotina en tu cuerpo serán sumamente bajos, por ello es que muchas personas que han decidido dejar de fumar se encuentren irritables, con dolores de cabeza y de mal humor.

Pasado un mes

Tus pulmones comienzan a mejorar, notarás que tienes menos tos y te cuesta menos respirar. Tu resistencia atlética mejora considerablemente y ya eres capaz de realizar más tiempo diversos ejercicios cardiovasculares.

A los 3 meses

Tu circulación continúa mejorando.

Después de 9 meses

Tus pulmones, por así decirlo, está casi curados, sobre todo los cilios, unas pequeñas estructuras que parecen cabello que hay dentro de los pulmones y que ayudan a expulsar el moco, se han recuperado.

Luego de 1 año

El riesgo de padecer una enfermedad coronaria se ha reducido a la mitad y seguirá bajando.

Luego de 5 años

Tus arterias y vasos sanguíneos comenzarán a ensancharse de nuevo, por lo que disminuye la posibilidad de sufrir un accidente cerebrovascular.

Después de 10 años

La posibilidad de sufrir cáncer de pulmón se reduce a la mitad, en comparación con una persona fumadora. También baja la posibilidad de desarrollar cáncer de boca de garganta o páncreas.

Luego de 15 años

La probabilidad de desarrollar una enfermedad de tipo coronaria es igual a la de una persona que no fuma.

Después de 20 años

Morir de una enfermedad relacionada con el tabaquismo disminuye al nivel de una persona que nunca a encendido un cigarrillo en toda su vida.