Un 4 de Julio divertido y seguro

Te recordamos las normas de seguridad a seguir para evitar accidentes durante las fiestas patrias
Sigue a El Diario NY en Facebook
Un 4 de Julio divertido y seguro
Para evitar tragedias e idas al hospital durante la fiesta del 4 de Julio, las familias deben de seguir ciertas medidas de seguridad, que protegen a niños y mascotas.

La fiesta del 4 de Julio es sinónimo de desfiles patrióticos, espectaculares shows de juegos pirotécnicos, parrilladas con familiares y amigos, playa, piscina, o cualquier actividad que ofrezca descanso y diversión.

Sin embargo, para evitar cualquier accidente que dañe la fiesta, se deben seguir ciertas medidas de seguridad. A continuación te recordamos algunas medidas de seguridad básicas que debes de seguir y hacerlas cumplir por los integrantes de tu familia.

Quema de juegos artificiales

Si tu familia es de las que gusta quemar polvora en vez de disfrutar de los shows de fuegos pirotécnicos públicos, la Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo de los Estados Unidos (U.S. Consumer Product Safety Commission, CPSC) te recuerda que debes de seguir las siguientes medidas de seguridad:

  • Cerciorarte que la quema de fuegos artificiales son legales en tu localidad.
  • Leer y seguir al pie de la letra todas las advertencias e instrucciones de los juegos artificiales a quemar.
  • No permitir que los niños jueguen o prendan fuegos artificiales.
  • Tener un adulto responsable que esté vigilando muy de cerca las actividades asociadas con el uso de fuegos artificiales.
  • Nunca apuntar los fuegos artificiales de lance hacia una persona.
  • Estar atento de que la persona no tenga la cabeza ni el cuerpo doblado sobre el fuego artificial a prender, ya que éste puede explotar causándole la muerte o graves quemaduras o mutilaciones.
  • Encender los fuegos artificiales solamente sobre una superficie lisa y plana; lejos de la casa y carente de hojas secas y materiales inflamables.
  • Encender los fuegos artificiales uno por uno, moviéndose para atrás rápidamente cada vez que se encienda uno, y nunca tratar de volver a encender el que no funciona completamente luego de haber sido encendido.
  • Mantener un balde de agua o una manguera cerca (lista para su uso) para apagar de inmediato un fuego artificial con mal funcionamiento o cualquier chispa de fuego de éste que está provocando un incendio.

De acuerdo con el reciente informe anual de la CPSC,  el año pasado 11,100 consumidores de juegos artificiales o polvora resultaron lesionados y tratados en las salas de emergencias de los hospitales del país y cuatro personas murieron como consecuencia del impacto directo de fuegos artificiales.

Las cifras muestran que los menores de 5 años fueron los que tuvieron el segundo mayor índice de lesiones, después de los adultos jóvenes de entre 20 y 24 años. Mayormente, las lesiones fueron quemaduras en manos, cara y cabeza provocadas por el mal uso o mal funcionamiento de los fuegos artificiales.

De acuerdo con datos de la Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo de Estados Unidos (CPSC), en el 2016, los menores de 5 años tuvieron el segundo mayor índice de quemaduras en manos, cara y cabeza durante la celebración del 4 de Julio, después de los adultos jóvenes de entre 20 y 24 años./Shutterstock

Parrilladas en casa o en espacios públicos 

Las parrillas y los niños son una combinación peligrosa cuando éstos no han sido educados a no jugar ni estar alrededor de ellas cuando están en uso.

Cuando un asador se encuentra prendido no hay que dejar que los menores (o la mascotas) se acerquen a él. Igualmente se debe de tener el cuidado de ubicar la parrillera a por lo menos unas 24 pulgadas de distancia separada de la estructura de la casa, plantas o ramas de árboles que cuelgan. De no tener en cuenta esta medida de seguridad se puede correr el riesgo de un incendio.

Igualmente, se debe tener siempre a mano un extinguidor de incendios o una manguera lista para ser usada.

Los niños no deben jugar cerca de los asadores en uso, debido a que pueden llegar a sufrir una quemadura accidental./Shutterstock

De día de piscina o  playa

Si la idea es aprovechar el día festivo para pasarlo en la piscina o la playa es importante que recuerdes estas medidas de seguridad:

  • No dejar que los menores corran alrededor de la piscina, ya que al estar el piso mojado pueden resbalarse y sufrir golpes graves en la cabeza, fracturas, tronchaduras o raspones.
  • Asegurarse que los niños que no sepan nadar tengan puestos sus flotadores, ya sea al estilo de chaleco, manguitos o donas.
  • Asegurarse que todos los integrantes de la familias se mantengan bien hidratados y protegidos del sol para evitar la insolación, el golpe de calor o  quemaduras solares de primer o segundo grado.
  • Mantener los ojos fijos sobre los menores cuando estén nadando en la piscina o el mar, para reaccionar ante cualquier peligro de ahogamiento.
  • Antes de salir de casa para la playa explicarle a los niños que no deben alejarse del espacio donde están ubicados, ya que se pueden extraviar o ser hurtados por personas desconocidas que les pueden hacer daño.
De festejar el 4 de Julio con un día de nado en una piscina o el mar se debe estar pendiente que los niños que no saben nadar tengan puestos sus flotadores de seguridad./Shutterstock

Y no te olvides de tus mascotas…

Si bien es cierto que los juegos artificiales del 4 de Julio son toda diversión para adultos y niños, no lo son para las mascotas.

“Los perros y los gatos pueden espantarse fácilmente [ante el ruido de la explosión de la polvora] y, ante ello, lastimarse o perderse durante la celebración”, sostiene la Dra. Heidi Strand, especializada en medicina veterinaria y vinculada a la clínica veterinaria Pro Pet Fix, en Santa Ana, California.

¡Ciertamente! De acuerdo con The Humane Society of the United States (HSUS) en la noche del 4 de Julio y la mañana siguiente del día festivo, las llamadas de los propietarios de mascotas se incrementan significativamente en los albergues de los departamentos de cuidado y control de los animales de todo el país —en comparación a un día regular de servicio— preguntando si sus perros o gatos fueron llevados por alguna persona a sus centros de cuidado.

Para prevenir esto, la Dra. Strand recomienda:

  • Colocar a la mascota adentro de la casa en un lugar seguro y tranquilo. “Hay que recordar que el oído de los animales es más sensible que el de los humanos”, apunta la médica veterinaria.
  • Mantener un televisor o radio encendido para disminuir el sonido de los fuegos artificiales.
  • Consultar a un veterinario sobre qué calmantes se les puede dar a las mascotas que se asustan o ponen nerviosas fácilmente.
  • Cerciorarse que la mascota porte siempre su medalla de licencia e identificación, que tiene la dirección de su domicilio y varios números telefónicos. “Los veterinarios también podemos implantar un microchip, que es permanente y contiene la información de contacto”, explica la Dra. Strand.
  • Asegurarse de tener una buena foto reciente de cada una de las mascotas que se tienen.
Se aconseja colocar a las mascotas en un lugar seguro de la casa para que no se asusten con el sonido de los juegos artificiales y terminen lesionadas o extraviadas./Shutterstock