NY incumple ley de protección a niños trabajadores

Una investigación del contralor estatal revela deficiencias en el proceso de concesión de permisos por parte del Departamento de Trabajo

NUEVA YORK.- Una investigación a nivel estatal revelada este jueves determinó que el Departamento de Trabajo no está cumpliendo las leyes de Nueva York para proteger a los niños artistas.

El estudio encontró deficiencias en la forma en que se otorgaban permisos de trabajo a los niños y los empleadores, el monitoreo inadecuado de las condiciones de trabajo y la insuficiente aplicación de los requisitos para dejar parte de los ingresos que obtienen los menores en un fideicomiso, de conformidad con lo que establece la ley.

“Nueva York necesita hacer más para proteger a los niños actores, bailarines, músicos y modelos”, dijo contralor del estado de Nueva York, Thomas P. DiNapoli, en el curso de la presentación de la investigación.

DiNapoli destacó que el estado tiene leyes para garantizar que los niños están trabajando con permisos y los empleadores tanto como los padres, están siguiendo las reglas para proteger la seguridad, la salud y los derechos financieros de los niños.

La ley también requiere que el 15 % de las ganancias de un niño sea colocado en un fideicomiso.

“El Departamento de Trabajo del Estado debe responsabilizar a la industria de entretenimiento y modelaje de proteger a estos niños”, subrayó el contralor.

Ley que protege el trabajo de menores

De acuerdo al contralor, en 2004, después de que se adoptaran leyes para proteger mejor a los niños artistas, esta oficina estableció cuentas de ingresos para los artistas (depósitos de los empleadores), si los padres o tutores no establecían una cuenta fiduciaria. Hasta octubre de 2016, se habían depositado más de 640,000 dólares en esa cuenta de la Contraloría para unos 5,600 niños.

En uno de los acápites de la investigación, la Contraloría recuerda que en Nueva York, el Departamento de Trabajo del Estado (DOL) debe hace cumplir las leyes para proteger a los niños artistas en todas manifestaciones, incluyendo la emisión de permisos de trabajo, observando las condiciones de trabajo y haciendo cumplir las cuentas de fideicomiso.

El DOL emite permisos de un año a los artistas menores de 18 años y certificados a los empleadores cada tres años. Entre el 1 de abril de 2014 y el 31 de octubre de 2016, el DOL emitió cerca de 27,000 permisos para artistas infantiles, incluyendo: alrededor de 8,000 permisos temporales, 11,000 nuevos permisos anuales, 4,500 renovaciones anuales de permisos y 3,500 permisos no identificados por tipo.

Los auditores examinaron el período de abril de 2014 a marzo de 2017 y encontraron que el DOL emitió permisos anuales y certificados de empleador sin recibir toda la documentación requerida, como prueba de la fecha de nacimiento del niño, evidencia del desempeño académico del niño, formularios de salud y la información de la cuenta fiduciaria.

Además, cuando revisaron los registros de permisos, encontraron que más de la mitad de los permisos anuales muestreados fueron emitidos sin números de Seguro Social, información de confiabilidad u otra documentación requerida.

La investigación también halló que al menos 133 niños recibieron múltiples permisos temporales, que el DOL no identificó. A los niños se les permite solamente un permiso temporal en la vida. Un niño, que obtuvo un permiso temporal que sólo es válido por 15 días, tenía 19 depósitos en el fideicomiso que tenía el Contralor del Estado para múltiples ejecuciones durante un período de dos años.

Así mismo  encontraron que a cinco artistas sin permisos les fueron pagados más de $ 10,000 por una sola actuación, y tres artistas sin permisos recibieron pagos de más de $ 20,000 cada uno por una sola actuación, entre otras irregularidades.

Recomendaciones

DiNapoli hizo una serie de recomendaciones al DOL, principalmente, diseñar e implementar un sistema de controles internos para asegurar que las leyes que rigen el bienestar de los niños artistas sean seguidas y que los padres / guardianes y los empleadores cumplan con los requisitos de la ley.

Adicionalmente exige desarrollar, junto con la Oficina de Servicios de Tecnología de la Información, un sistema que pueda almacenar, acceder y analizar con facilidad la información requerida del niño y del empleador infantil y crear un proceso para identificar y corregir fallas aparentes del sistema.

De su parte, el DOL no estuvo de acuerdo con muchos de los resultados de la auditoría.

Para obtener una copia de la auditoría, vaya a: http://www.osc.state.ny.us/audits/allaudits/093017/16s70.htm