Advierten sobre supresión de fondos a programa federal de planificación familiar

El fondo financia el cuidado de 148,000 neoyorquinos cada año, muchos de ellos de bajos ingresos y sin seguro de salud, independientemente del estatus migratorio, muchos de los cuales, en ausencia de estos servicios, carecerían de acceso a los servicios de salud.

NUEVA YORK. -Un informe presentado este martes por el contralor Scott M. Stringer  revela el grave impacto que tendría para los neoyorquinos los esfuerzos de la Administración Trump y los republicanos del Congreso de socavar los servicios de planificación familiar y en general la ley de acceso a los cuidados de salud.

La investigación del Contralor saca a la luz por primera vez la importancia del Programa Nacional de Planificación Familiar para la ciudad de Nueva York, cuyos fondos podrían ser suprimidos potencialmente.

Entre 2012 y 2015, el llamado Título Federal X para la Planificación Familiar apoyó el cuidado de la salud de 148,000 personas por año. El 91 %  de los neoyorquinos servidos por los fondos del Título X son mujeres, quienes verían acceso reducido a exámenes preventivos de cáncer y servicios de planificación familiar, establece el informe.

“Suprimir el Título X podría tener un impacto catastrófico en los neoyorquinos que dependen de este financiamiento para la atención médica. Dejar a las personas sin seguro, negar a los estadounidenses los exámenes de detección del cáncer y poner la atención médica fuera del alcance, es imprudente y conducirá al sufrimiento”, dijo Stringer.

El contralor consideró que los servicios esenciales se están convirtiendo en la última víctima del asalto de Washington al sentido común.

“Si Washington retira los fondos, los más necesitados serán los más afectados. Estas políticas no corresponden a las exigencias de este siglo”, insistió Stringer.

El Título X es el único programa federal que provee fondos dedicados para la planificación familiar y los servicios preventivos relacionados con la salud. El programa, que es administrado por el Departamento de Salud y Servicios Humanos de EEUU (HHS), apoya una serie de servicios, incluyendo exámenes de detección de cáncer (incluyendo cervical y mama), pruebas de embarazo, consejería y servicios anticonceptivos, exámenes pélvicos, pruebas de enfermedades de transmisión sexual y servicios para tratar la infertilidad junto con la educación para la salud y los servicios sociales.

La contraloría utilizó los datos recopilados de organizaciones que reciben fondos del Título X para cuantificar el impacto en la ciudad de Nueva York. Específicamente, el informe determinó que entre 2012 y 2015, 22 proveedores de atención médica recibieron un total de $ 27.3 millones en fondos del Título X, o casi $ 7 millones anuales.

“No podemos permitir que Washington recorte el financiamiento a los servicios de planificación familiar debido a una ideología retrógrada. La salud de los neoyorquinos y de todos los estadounidenses debe estar por encima de la política”, subrayó Stringer.

El informe destacó que numerosas propuestas presentadas por la Casa Blanca y los republicanos del Congreso diezmarían los programas de atención médica que apoyan los servicios de planificación familiar, en particular el programa Título X. Específicamente, el Comité de Apropiaciones de la Cámara de Representantes propuso recientemente cortar todos los fondos del Título X aun cuando la financiación global para el programa disminuyó en la última década.

Christina Chang, vicepresidenta de Asuntos Públicos de Planned Parenthood de Nueva York dijo que frente a las amenazas sin precedentes a nivel federal el acceso a la atención de la salud reproductiva, nunca ha sido más importante como ahora proteger la financiación del Título X y en consecuencia felicitó el informe del contralor.

Unas 150,000 mujeres de bajos ingresos necesitan o dependen de estos servicios que son financiados por el Título X, en consecuencia, si sus fondos son suprimidos, tendrá un efecto perjudicial en estas mujeres viven por debajo del nivel de pobreza.

“El programa Título X ha ayudado a millones de personas de bajos ingresos a acceder a servicios clave de atención médica preventiva, incluyendo detecciones de cáncer de mama y de cuello uterino, control de la natalidad y pruebas y tratamiento de enfermedades sexualmente transmitidas”, declaró Chang.

De su parte Robert M. Hayes, presidente de Community Healthcare Network coincidió que el programa Título X hace que las comunidades sean más saludables y el sistema de salud más efectivo.

“El apoyo del Título X es invaluable para apoyar los servicios de planificación familiar para las mujeres en Nueva York y en toda la nación”, dijo Hayes.

Entre tanto Clare Coleman, presidenta de la Asociación Nacional de Planificación Familiar y Salud Reproductiva dijo: “Las inversiones públicas en el programa de planificación familiar del Título X son vitales para la capacidad de la fuerza de trabajo de la salud pública para proporcionar atención a millones de mujeres y hombres que dependen del programa como su principal fuente de atención sanitaria y de cuidado anticonceptivo”.

Beneficiarios del Programa de Planificación Familiar Título X

91% de los clientes atendidos son mujeres

60% tienen ingresos iguales o menores a la línea de pobreza

32% carecen de seguro de salud.

Además, los servicios financiados por el Título X son particularmente vitales para las mujeres en la ciudad de Nueva York entre las edades de 18-34, que representan cerca de dos tercios de todos los usuarios de servicios de planificación familiar y no cuentan con seguro médico superior En general.