Arrestan a sospechoso de agredir a seis corredoras en Forest Park

El ADN de Michael Andrade se encontró en una botella de cerveza recogida de la escena de uno de los crímenes

Mark Andrade fue arrestado el miércoles como el principal sospechoso de las agresiones sexuales ocurridas en Forest Park.
Mark Andrade fue arrestado el miércoles como el principal sospechoso de las agresiones sexuales ocurridas en Forest Park.
Foto: Screenshot vídeo CBS New York

Cuatro años después de que cometiera su último crimen, el ‘violador de Forest Park‘ parece tener nombre y apellidos: Mark Andrade, residente de 45 años de Richmond Hill, Queens, que fue arrestado el pasado miércoles acusado de abusar sexualmente de una mujer y agredir a otras cinco entre marzo de 2011 y agosto de 2013.

Según fuentes policiales, el detenido atacaba supuestamente a sus víctimas mientras corrían solas de día  por los caminos de Forest Park, un lugar situado a menos de dos millas de distancia de su casa. Los detectives pudieron identificar al sospechoso gracias al ADN encontrado en una botella de cerveza que una de las víctimas de Andrade logró sacar de su bolsillo.

“Una joven de 24 años fue asaltada por el detenido en marzo de 2013, pero ella se resistió y, durante el forcejeo, consiguió agarrar una botella y arrojarla a unos metros de distancia”, afirmó el jefe de detectives Robert Boyce, quien también aseguró que el ADN analizado coincidía con el que se encontró en al menos dos de los ataques ocurridos en Forest Park.

En el momento de su arresto, Andrade se encontraba en libertad condicional tras haber sido recientemente liberado de un centro psiquiátrico en el Condado de Suffolk, donde cumplía prisión preventiva. Su pasado criminal cuenta, según medios locales, con cinco arrestos en Long Island y uno en la Ciudad de Nueva York, aunque en ninguna de estas detenciones la Policía pudo tomar muestras de ADN del sospechoso, algo que habría sido crucial en la investigación de los abusos sexuales de Forest Park.

La madre de Andrade, de 80 años, está convencida de la inocencia de su hijo, al que considera un hombre ejemplar, pero las prueban dan a entender todo lo contrario. Por el momento, el detenido ha sido acusado de varios cargos de abuso sexual, intento de violación, robo y posesión de armas.