¿Te molestan las largas esperas en la sala de emergencias?

Como su nombre bien lo dice, las emergencias son la prioridad

Guía de Regalos

¿Te molestan las largas esperas en la sala de emergencias?
Hospital Montefiore
Foto: Google Maps

Continuamente en los centros de salud se ven largas filas o personas quejándose de la espera para ser atendidas por un médico. Seguramente en algún momento te has preguntado si se trata de ineficiencia de quienes trabajan en el lugar, y no, de hecho te tranquilizará saber que la atención es según la necesidad del paciente y no en base a otros intereses. Acá te explicaremos la razón real de tu espera.

A tu llegada al hospital, siempre recibes una evaluación de tu estado de salud. Después del diagnóstico inicial se establece la urgencia de que seas atendido o no con inmediatez.

Si no te encuentras en estado crítico y te atienden rápidamente, esto no depende precisamente de tu servicio de salud. La cantidad de pacientes y el estado de salud de cada uno de ellos es lo que establece la prioridad de atención y por ende la demora del servicio. 

Aunque en ocasiones nos sentimos mal, a punto de morir, podemos no estar tan enfermos como nos sentimos. Mientras seamos nosotros quienes sentimos dolor nos será muy difícil calificar a consciencia nuestra prioridad.

El Triage, que es atendido por una enfermera, cumple con el fin de filtrar qué pacientes deben ser atendidos de inmediato y cuáles, por el contrario, pueden esperar. La demora no es sinónimo de que los médicos no se interesen por cómo te sientes, sino de que no estás en estado crítico. 

Si las largas esperas te molestan, antes de salir de casa hacia el hospital, evalúa el nivel de tu emergencia. Si no es una dolencia de vida o muerte, sin duda tendrás que contar con algo de tiempo. Visita el médico cuando lo consideres necesario, pero no olvides que puede haber otros pacientes que necesiten su atención con más urgencia.

La opción de médico en casa siempre existe, es un servicio personalizado que se especializa en esos casos, los que necesitan atención pero no son una real urgencia. Tener el número de uno a la mano te podrá ser muy útil. Aunque el servicio particular resulta costoso, hay planes de salud que lo incluyen, revisa el tuyo.