¡Cuidado! Podrías exponer demasiado a tus hijos en las redes

La redes sociales cada vez hacen menos privada la información. Tu eres quien decide hasta dónde compartir
¡Cuidado! Podrías exponer demasiado a tus hijos en las redes
El peligro de una imagen en la web

En redes sociales vemos todos los días fotos personales, de familia, de niños. En las imágenes, así no lo escribamos, hay un mensaje claro, información que a veces no quisiéramos dejar del todo pública.

La imágenes sí hablan más que mil palabras. Siempre, antes de dar “publicar” pregúntate, ¿qué está diciendo esa foto?

Las fotografías normalmente permiten una ubicación temporal y espacial. Lo que quiere decir que quienes la vean pueden acceder a la información de en dónde y con quién te encuentras.

Por otra parte, cuando quien está presente es un niño, se ofrece información adicional, que para personas mal intencionadas, sería de gran valor. Allí revelas sus gustos, pasiones, lo que odia, lo que disfruta y más.

Cuando alguien está pensando en cometer un acto criminal, sin duda estudia a sus víctimas. Saber cómo funcionan en su día a día, en dónde se encuentran, sus gustos y demás, les es de gran utilidad.

Seguramente cuando publicas imágenes no lo haces con esa intensión, pero a veces es bueno mirar un poco más allá y con algo de malicia.

Si pese a leer este artículo quieres compartir tus fotos, asegúrate de cerrar el círculo de quienes pueden acceder a ellas. Verifica que solo sean públicas para tu círculo de confianza.

Siempre es mejor prevenir que curar y lamentar.