Sin ‘pastor’ Chivas cava en el fondo de la tabla y no hay culpables a la vista

El Rebaño tocó fondo en la Liga MX y sin Matías Almeyda en el banquillo

GUADALAJARA, México – Los aficionados del Rebaño ya no sabían a quien culpar después de la derrota de anoche ante el Puebla, su quinto partido consecutivo sin victoria en este torneo.

Tras un gol anulado a Carlos Salcido que generó polémica por ser una jugada apretada y una expulsión en el primer tiempo, los cerca de 30 mil aficionados en el Estadio Chivas llenaron de abucheos y mentadas de madre al árbitro central, Roberto Ríos y compañía cuando la cuarteta se retiró al vestidor, al medio tiempo.

Conforme avanzaron los minutos, la frustración pasó del cuerpo arbitral a los jugadores, pues los aficionados también se metieron con los cambios poco efectivos del Rebaño.

“No traes nada, ‘Chofis'”, le gritó un aficionado a Eduardo López cuando este pasó varios minutos en el campo sin generar ni un solo ataque.

El clímax llegó con menos de 10 minutos por jugar, cuando el mismo López fue derribado adentro del área, lo que provocó más gritos y mentadas sin que el árbitro complaciera los reclamos, que lo acusaban como el villano de la noche.

La afición se retiró intercambiando opiniones en el pasillo, hablando del momento por el que pasa Isaac Brizuela, que si extrañan a Alan Pulido o si el arbitraje tiene algo en contra con el actual campeón del futbol mexicano, pero también nuevo sotanero de la tabla general.