5 trucos caseros que no conoces y amarás

Disfruta el lado sencillo de la vida
5 trucos caseros que no conoces y amarás
Trucos que te harán la vida más fácil

Constantemente buscamos en internet trucos caseros para solucionar nuestros problemas diarios. Es increíble la cantidad que hay, pero acá te contaremos 5 que quizá no has oido y que sin duda ¡amarás!

1. Si planchar no es lo tuyo

plancha

La secadora puede hacer el trabajo por ti. ¿Qué? Sí, y no se trata de poner la ropa a temperatura máxima y sacarla tan pronto acaba el ciclo para doblarla y dejarla lisa. Aunque la estrategia anterior puede funciona… este truco es aún más efectivo y genial.

Pon de 3 a 4 cubos de hielo junto con la ropa que pones en la secadora. Usando el ciclo normal la pones a secar y ¡listo!

El calor de la secadora evapora los cubos de hielo, cumpliendo la función de una máquina a vapor. El vapor, como sin duda lo has oido, sirve para eliminar las arrugas. Por supuesto el efecto es mayormente visible en telas suaves o delgadas, aún así lo puedes intentar con diferentes textiles.

2. ¿Tienes zapatos blanco y sufres al limpiarlos?

tenis sucios

Se acabó el problema. Si hasta ahora has intentado con detergente, esponja y mucho esfuerzo, es porque no conoces este truco.

En los supermercados venden un borrado mágico. Es una esponja blanca que borra manchas fuertes y arraigadas a diferentes materiales. Ya no necesitarás poner toda tu fuerza y una gran cantidad de tiempo en lograr el resultado deseado. Te sorprenderás con lo mágico que es el borrado mágico.

3. ¿Detestas el olor a ajo en las manos?

Una de las tareas que tiende a dejar un incómodo olor y difícil de eliminar, es pelar ajos. Esta especie es clave en un buen plato de comida. La sazón o sabor que ofrece es inigualable, pero prepararlo puede resultar algo incómodo por el olor que deja en las manos. Que éste no sea un problema o una razón para evitar usarlo, este truco hará el trabajo por ti.

Toma los clavos de ajo, corta las puntas (los extremos del clavo). Ponlos en una taza y tápala, ya sea con otra taza o con una tapa, agítalo por algunos segundos fuertemente. Te darás cuenta como la cáscara se cae y podrás fácilmente desechar lo que no necesitas para tu receta.

4. ¿Zapatos olorosos?

 

Lo peor que puedes hacer es ponerlos en tu closet como si nada pasara, el olor cada vez se va a impregnar más y será aún más difícil eliminarlo. Este truco es altamente efectivo y no requiere de mayor supervisión.

¡La arena para gatos será tu aliado! ¿Quién lo iba a pensar? Los componentes de la arena logran eliminar fuertes olores (como lo es la orina felina) y bacterias que pueda haber.

Toma un poco de arena para gatos, ponla en tu zapato, asegurándote de cubrir la plantilla, y déjala reposar. El “exceso” de tiempo no será un problema, por el contrario puedes dejarla por largos periodos sin que esto afecte los zapatos.

La próxima vez que quieras usarlos agradecerás haber usado esta estrategia, los resultados son completamente perceptibles.

5. ¿Sufres de ampollas cada vez que estrenas zapatos?

tacones altos

“Domar” zapatillas nuevas resulta muy difícil. Hay gente que mete los zapatos en el congelador, otros rocían alcohol o por el contrario lo llevan a la zapatería a que cedan el material. Todos los trucos anteriores funcionan, pero esa es la solución para el zapato, no para tu pie.

Aparte de lo que hagas para cada vez sean más cómodos, identifica las áreas en las que te tallan. Masajea el área con desodorante en barra y a utilizarlos nuevamente. El desodorante hará que el movimiento del material no te moleste sino que se mueva naturalmente con tu pie.