Marco Asensio, la figura del Real Madrid es el falso nueve que España necesita

Lopetegui tiene en sus manos a un equipo que podría revivir viejas glorias, magia pura de nuevas figuras en sus mejores momentos futbolísticos
Marco Asensio, la figura del Real Madrid es el falso nueve que España necesita
Los jugadores de la selección española entrenan en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas para preparar los partidos contra Italia y Liechtenstein de clasificación mundialista para Rusia 2018.

MADRID, España – Julen Lopetegui medita resucitar en la selección española el sistema con el que se conquistó el último éxito, precisamente ante Italia, la Eurocopa 2012. La fórmula del falso nueve como receta ante la solidez defensiva de la ‘azzurra‘. Una modificación que daría vía libre al momento de Marco Asensio.

Lo probó a puerta abierta por primera vez Lopetegui y no es la primera vez que lo hace con sus jugadores. Por su cabeza da vueltas la opción del falso nueve para jugarse con Italia el primer puesto de grupo, el que da acceso directo al Mundial de Rusia. Renunciar a la figura del delantero centro fijo que hasta la fecha siempre han ocupado el ausente Diego Costa y Álvaro Morata.

La situación del hispanobrasileño, el elegido como Lopetegui desde su primer partido para ser la referencia ofensiva de la Roja, en rebeldía con el Chelsea y sin equipo para entrenarse, motivó su ausencia.

Lo lógico según los planteamientos del seleccionador español hasta la fecha, sería apostar por Morata, pero el nuevo delantero del Chelsea -curiosamente el sustituto de Diego Costa- no ha encontrado continuidad en su inicio en el fútbol inglés al que todavía está en período de adaptación.

Sumado al nivel de Marco Asensio en el inicio de temporada con el Real Madrid, desatan el debate táctico. No es un habitual Asensio como falso nueve, pero también podrían ocupar esa posición jugadores como David Silva, máximo goleador de la ‘era Lopetegui’ o incluso Isco Alarcón.

Con Vicente del Bosque al mando fue una fórmula habitual en la que brilló Cesc Fábregas. Su momento llegó el 1 de julio de 2012 en Kiev. Era la final de la Eurocopa 2012 y España vapuleó a Italia con un auténtico baño futbolístico. Sin un 9 puro con Iniesta, Silva y Cesc como tridente ofensivo. Su movilidad enloqueció a la siempre firme defensa italiana.

Lopetegui ha repasado aquel partido y lo puede intentar repetir con Isco, Silva y Asensio. También teniendo presente lo que ocurrió en la ‘vendetta‘ de Italia, cuatro años después, en París en la Eurocopa 2016. Eran los cuartos de final y Del Bosque, en su último partido en el cargo, apostó por un nueve puro con Morata, que firmó uno de sus peores partidos con la Roja. El 2-0 cerraba una etapa.

Con el nuevo seleccionador español existe un precedente, el de la ida en Turín. La imagen de la Roja no pudo ser mejor. Silva, Vitolo y Diego Costa, con Morata entrando en el minuto 67, formaron el tridente de ataque. Un penalti innecesario a ocho minutos del final provocó el empate y el sufrimiento en los últimos minutos cuando Italia tiró de orgullo (1-1).

Le quedan dos días a Lopetegui para decidirse y ensayar. Toma cuerpo el regreso de un sistema que trae grandes recuerdos al fútbol español. Juntaría en el mismo equipo a Andrés Iniesta, Isco, Silva y Asensio. Magia pura. Futbolistas que cualquier selección soñaría tener en sus filas. Magos del balón que vuelven a hacer soñar a la afición española con un nuevo éxito.

Alrededor de la web