CUNY premia a estudiante hispano con beca para estudios de posgrado

Meldryck Parraga, de 24 años, recibió una beca Peter Greeman para realizar un máster en Queens College
CUNY premia a estudiante hispano con beca para estudios de posgrado
Meldryck Parraga se especializará en la educación de personas con discapacidades.
Foto: Cortesía

Esfuerzo, generosidad y afán de superación personal. Éstos son los valores que siempre han caracterizado al joven Meldryck Parraga y que recientemente le han llevado a conseguir una beca completa para estudiar un máster en Queens College, perteneciente a la Universidad de la Ciudad de Nueva York (CUNY).

Nacido en Elmhurst, Queens, hace 24 años, el joven hispano creció en una casa en la que sólo se hablaba español, ya que ni su padre, un inmigrante ecuatoriano que llegó a Estados Unidos cuando tenía 15 años, ni su madre, nacida en República Dominicana, hablaban inglés. “Mis dos hermanos y yo les fuimos enseñando poco a poco el significado de las algunas palabras, y creo que este hecho también ha influido en mi deseo de convertirme en profesor”, aseguró Parraga en una entrevista con El Diario.

La familia de Meldryck Parraga se encuentra muy orgullosa del joven.

Ese sueño de dedicar su vida al servicio de los demás se hará por fin realidad gracias a la beca Peter Greeman, un programa de ayuda económica financiado por la Community Teachers Initiative que le permitirá comenzar este año un máster en Enseñanza de Estudiantes con Discapacidad en Queens College, donde también obtuvo su grado en Educación con especialización en Ciencias Políticas hace sólo unos meses.

A partir de ahora, Parraga, firme defensor de los programas universitarios bilingües, centrará sus esfuerzos en su carrera como educador de niños y adolescentes con limitaciones, un colectivo que, en su opinión, merece el mismo tratamiento que sus compañeros: “Las personas con discapacidad son capaces de conseguir cosas increíbles, y esa idea siempre ha estado muy presente en mi familia”.

“Cuando me comunicaron que la beca era mía no podía creerlo. ¡Fue una sorpresa maravillosa! Mi familia, por supuesto, también está feliz, y mis padres se sienten muy orgullosos de todo lo que estoy logrando”, afirmó Parraga, cuyo logro dará un respiro considerable a la ajustada economía familiar.

La beca Peter Greeman se concede a estudiantes sobresalientes con pocos recursos cuyo deseo es enseñar, dar clases particulares o apoyar a otros jóvenes en el área metropolitana de Nueva York. Los candidatos también deben poder demostrar el modo en el que han contribuido a la comunidad para optar a la beca.

Junto a su vocación por ayudar a los demás, la segunda pasión del joven hispano es, sin duda, el fútbol, un deporte que lleva practicando desde que tenía 13 años y que le ha permitido jugar a lo largo de su vida contra decenas de equipos de Flushing y de Queens.

Sus raíces hispanas, por otra parte, llevaron a Parraga a unirse a la Alianza de Estudiantes Latinoamericanos (ALAS) de Queens College, un club inaugurado con el fin de difundir la cultura latinoamericana en el campus y en la comunidad académica. El joven ejerció como tesorero de la asociación durante un año, aunque a día de hoy continúa siendo un miembro activo del club.

El joven es miembro de la Alianza de Estudiantes Latinoamericanos (ALAS) de la Queens College.

“Entrar a formar parte de ALAS es una de las mejores decisiones que he tomado en mi vida porque, además de permitirme colaborar con diferentes organizaciones sin ánimo de lucro, también me dio la oportunidad de conocer a mi novia, Lisbel, que se ha convertido en uno de mis principales apoyos”, explicó el universitario, que se convirtió en el tercer estudiante de Queens College en recibir una beca Peter Greeman.

Considerado como un ejemplo de esfuerzo y superación para miles de jóvenes, Parraga se enfrenta ahora a su primer año del máster de la misma forma en que terminó sus estudios el curso pasado: dispuesto a contribuir en lo posible a su comunidad y con una mochila llena de sueños por cumplir.