Con Trump ausente, gala del CHCI se convierte en un llamado para aprobar el “DREAM Act”

La gala anual del CHCI, en su 40 edición, estuvo amenizada por la cantante mexicana Paulina Rubio

Guía de Regalos

Con Trump ausente, gala del CHCI se convierte en un llamado para aprobar el “DREAM Act”
Cástulo de la Rocha afirmó que "el cuidado de salud es un derecho humano, no un privilegio”.

WASHINGTON –  Mientras el Congreso debate el futuro de “DACA“, la 40 gala del Instituto del Caucus Hispano del Congreso (CHCI), en la que fueron homenajeados el dramaturgo y actor Lin-Manuel Miranda, la escritora Sandra Cisneros, y el líder cívico Cástulo de la Rocha, se convirtió este miércoles en un llamado a la acción para la aprobación del “DREAM Act” y la defensa de los jóvenes indocumentados.

El encuentro de al menos 1,700 líderes políticos, cívicos y empresariales, en el Hotel Marriott de la capital estadounidense, supuso la primera vez en que el CHCI no invitó al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien ganó la presidencia con una incendiaria retórica contra los inmigrantes.

“No fue invitado, y creo que ustedes saben por qué…quisimos venir en una muestra de unidad”, dijo el congresista demócrata por Texas, Joaquín Castro, acompañado en el escenario por “Dreamers” y activistas pro-inmigrantes.

Castro se comprometió a luchar para que los “Dreamers” puedan permanecer en EEUU y continuar contribuyendo con su trabajo y talentos.

Al recibir la “Medalla de la Excelencia” en el área de entretenimiento, Lin-Manuel Miranda, nacido en Nueva York de padre puertorriqueño y madre “puertorriqueña-mexicana”, señaló que la lucha por los “Dreamers”  debe ser la “misión” del Congreso.

“Ningún otro país en la Tierra le debe su prosperidad y su alma a los inmigrantes y sus descendientes más que EEUU… nuestra historia ahora incluye a los centenares de miles de jóvenes que llegaron a este país con sus padres y para quienes EEUU es su hogar”,  dijo Miranda, ganador de múltiples premios por la obra teatral “Hamilton”.

Esos jóvenes “están obteniendo diplomas universitarios, trabajando como rescatistas durante desastres como Harvey e Irma, prestando servicio en el Ejército para proteger nuestros valores… y ahora debemos protegerlos, legalizarlos, y asegurar que el dividendo de esa inversión nos ayuden a construir una mejor nación”, enfatizó.

Lin-Manuel Miranda consideró que Trump debe “apoyar el Dream Act y denunciar la supremacía blanca”. Foto: María Peña/Impremedia

Previamente, en declaraciones a este diario, Miranda consideró que, para que Trump pueda recuperar el apoyo de quienes ofendió en la contienda, tendrá que “apoyar el Dream Act y denunciar la supremacía blanca, ése es un buen comienzo”.

Trump ha dicho que apoya a los “Dreamers” –hoy mismo divulgó una proclamación en honor al “Mes de la Herencia Hispana” del 15 de septiembre al 15 de octubre y elogió las contribuciones hispanas-, pero su mensaje no convence a grupos defensores de los inmigrantes. El Comité Nacional Demócrata rechazó su mensaje como un gesto “hipócrita” e “insultante”.

La “Medalla Presidencial” del CHCI fue entregada a la poeta, escritora y novelista mexicoamericana, Sandra Cisneros, en reconocimiento a su legado literario.

Cisneros, autora de “La casa en Mango Street” y “Caramelo”,  afirmó que ha llegado el “momento de unirnos y levantarnos”  y “¿Quiénes mejor embajadores que nosotros (los latinos) que estuvimos acá antes de que el mundo fuese redondo?”

Al destacar la diversidad y riqueza cultural de los latinos, imbuidos “del ADN de gente de todos los continentes”, Cisneros señaló que “lo que hacemos con amor, para quienes amamos, sin ego alguno, siempre sale bonito”.

Sandra Cisneros: “Lo que hacemos con amor, para quienes amamos, sin ego, siempre sale bonito”. Foto: María Peña/Impremedia

Cisneros dijo a este diario que, a su juicio es contraproducente crear pugnas entre las distintas minorías étnicas del país, “porque nunca logramos hacer nada si no nos unimos con nuestros compañeros”.

Mientras, la “Medalla de la Excelencia” en el campo de la educación, ciencia, medicina o derechos civiles fue al líder cívico mexicano Cástulo de la Rocha, fundador de “AltaMed”, una red de más de 40 clínicas para personas de escasos recursos en Los Angeles (California) y resto del Condado Orange.

“Nunca imaginé que el deseo de abogar por los marginados… formaría la base de mi carrera”, dijo de la Rocha, de origen chihuahuense, al aceptar el galardón, y destacó que los inmigrantes son “la columna vertebral” de EEUU.

El líder cívico angelino, Cástulo de la Rocha, afirmó que “el cuidado de salud es un derecho humano, no un privilegio”. Foto: María Peña/Impremedia

“El cuidado de salud es un derecho humano, no un privilegio”, afirmó de la Rocha, al señalar que “AltaMed”, creada hace 40 años, provee cuidado médico a más de 300,000 inmigrantes, sin importar sus ingresos o estatus migratorio.

Según dijo de la Rocha a este diario,  el reto de la comunidad latina, a su juicio, es aumentar el peso de su voto en las urnas.

De la Rocha salió en defensa de los jóvenes indocumentados amparados bajo el programa de “acción diferida” (DACA) de 2012, que fue anulado por la Administración Trump de forma escalonada a partir del 5 de marzo de 2018, cuando empiecen a vencer los permisos.

La lucha por DACA

Así, la gala se llevó a cabo en unos momentos en que la anulación del DACA ha generado la repulsa de grupos cívicos en todo EEUU, sendas demandas de una veintena de estados contra la Administración, y mayores presiones para que el Congreso apruebe una solución permanente para los “Dreamers”.

Los principales líderes demócratas del Congreso, Nancy Pelosi en la Cámara de Representantes, y Chuck Schumer, en el Senado, dijeron hoy tras una reunión con Trump que han acordado trabajar en una medida que “codifique” las protecciones de los “Dreamers”, con un componente para la seguridad fronteriza, “pero sin el muro”. No ofrecieron más detalles.

Ante un auditorio mayoritariamente demócrata, la presidenta y principal ejecutiva del CHCI, Domenika Lynch, dijo que es hora de “tomar acción” y “hacer que se escuchen nuestras voces”.

Mientras, los legisladores demócratas, Rubén Gallego, de Arizona, y Lucille Roybal-Allard, de California, destacaron la urgencia de promover una agenda de defensa de la comunidad inmigrante.

La “Dreamer” y exalumna del programa de becarios del CHCI, Claudia Flores, ofreció un apasionado discurso sobre la lucha de jóvenes indocumentados que, como ella, quedarán desprovistos de protección y sujetos a la deportación cuando se venzan sus permisos.

Graduada de la Universidad de Santa Clara, en California, Flores instó al auditorio a “romper las barreras del cinismo y la indiferencia” porque, sin el “DREAM Act”, está en riesgo la supervivencia y seguridad de millones de jóvenes y sus familias.

“DACA desató mi potencial…. Tengamos valor de luchar por lo que es correcto y se necesita ahora”, enfatizó.