“Nuestra batalla también es contra jueces y policías”, feministas en México

Exigen a los gobiernos mayor protección para las mujeres
“Nuestra batalla también es contra jueces y policías”, feministas en México
Mujeres marchan para exigir justicia ante feminicidios

MÉXICO – ¿De qué han servido las protestas para erradicar la violencia en contra la mujer en México, donde cada día mueren cinco de ellas, según cifras oficiales? De los plantones contra las muertas de Ciudad Juárez -donde incluso se solicitó investigar a altos mandos del Ejército, en los años 90-  a las marchas por Mara Castilla, la estudiante asesinada por un chofer de Cabify, que movilizó en las últimas horas a cientos de personas en diversas ciudades del país.

“En visibilizar la problemática”, precisa Yesica Sánchez, fundadora del Consorcio para el Diálogo y la Equidad en Oaxaca. “Para empujar el tema de protección legal”, agrega  Ana Yeli Pérez, asesora jurídica del Observatorio Nacional Ciudadano en contra del Feminicidio.

La “visibilización” de la problemática a base de movilizaciones sociales ha ido de la mano con algunos cambios en la legislación federal y algunas estatales, reconocen activistas entrevistadas por este diario, pero el asunto de la aplicación de la justicia es un pendiente.

En 2008,  el reconocimiento del incremento de feminicidios obligaron a las autoridades federales a crear la Alerta de Violencia de Género que obliga a los gobiernos a  crear políticas especiales para protección de la mujer, pero sólo se ha activado en ocho de los 32 estados.

Hasta el momento se han solicitado sin éxito 23 alertas de Género a escala nacional —Oaxaca, Guanajuato (en dos ocasiones), Nuevo León, Hidalgo, Chiapas, Morelos, Colima, Michoacán, Baja California, Sonora, Jalisco, Veracruz (2), Querétaro, San Luis Potosí, Quintana Roo, Tabasco, Sinaloa, Puebla, Nayarit, Guerrero, Tlaxcala y, recientemente, también para la Ciudad de México.

“Estamos teniendo un retroceso en la CDMX –la capital estaba a la vanguardia feminista con temas como el derecho al aborto, por ejemplo-. Notamos que las procuradurías de justicia  y los tribunales de justicia investigan y juzgan con tendencias machistas”, detalla Pérez.

La abogada afirma que los peritos no hacen bien la recolección de indicios (han llegado a ignorar pruebas tales como condones), toman mal las fotografías y el dictamen termina mal hecho además de que los policías y peritos venden las fotos de las víctimas al mejor postor.

Casos con perfil antifeminista también ha documentado Yesica Sánchez en Oaxaca donde las últimas tres administraciones de gobernadores han cerrado con 1,322 homicidios en contra mujeres,  98% de ellos sin justicia (el mismo promedio nacional).

“En el caso de las pensiones, por ejemplo,  el juez justifica, dilata y hasta perdona que los padres no entreguen el dinero que corresponde por ley a las madres divorciadas para la manutención de sus hijos”, lamenta. “Por eso tenemos que seguir visibilizando el tema e incluirlo en la educación que el Estado da a los niños desde muy pequeños”.