Nueva orden ejecutiva prohíbe preguntar estatus migratorio de neoyorquinos

Dicha información sólo podrá ser requerida por las autoridades para ayudar a los residentes de la ciudad
Nueva orden ejecutiva prohíbe preguntar estatus migratorio de neoyorquinos
La medida supone un paso más en la lucha por los derechos de los indocumentados.
Foto: Cortesía

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, firmó hoy una orden ejecutiva que prohíbe que los empleados de las agencias gubernamentales del estado pregunten el estatus migratorio de un individuo o divulguen esa información.

El decreto especifica que sólo podrá solicitarse dicho dato en caso de que sea requerido por la ley o si la información es necesaria para determinar la ayuda que se brindará al individuo.

Señala el documento que más del 20 por ciento de la población de Nueva York son inmigrantes, que son una parte “esencial del tejido económico del estado”.

Destaca asimismo que más del 29 por ciento de los dueños de negocios nacieron en el extranjero, que son negocios que generan millones de dólares y que el poder adquisitivo en conjunto de las comunidades inmigrantes sobrepasa los 165.000 millones de dólares.

La orden ejecutiva prohíbe igualmente a los agentes del orden preguntar sobre el estatus migratorio a menos que se investigue una actividad criminal.

“Nueva York se convirtió en el ‘Estado Imperio‘ debido a las contribuciones de inmigrantes de todo el mundo y no permitiremos que políticas de miedo e intimidación nos dividan”, indicó el gobernador en un comunicado de prensa.

La Coalición del Inmigrante de Nueva York aplaudió la acción de Cuomo y aseguró que es una “contundente declaración de que los inmigrantes no son los enemigos”.

“El Gobernador entiende que no hará que Nueva York sea más seguro si la gente evita acudir a las agencias del orden o las agencias del Estado por miedo a la deportación”, indicó Steven Choi, director ejecutivo de la organización.