Editorial: “Sí a las leyes SB63, AB168 y AB569”

Creemos que las medidas contribuyen a una relación laboral clara y de respeto que ayuda a la larga al empleado y el empleador
Editorial: “Sí a las leyes SB63, AB168 y AB569”
Las medidas podrían contribuir a mejorar las relaciones entre empleado y empleador.

Un empleado tiene que cumplir responsabilidades y expectativas exigidas por sus empleador. En algunos casos estas sobrepasan ciertos límites, dejando al trabajador expuesto a perder su empleo o a no ser contratado por un motivo que no debería ser así.

Los proyectos de ley SB63, AB168 y AB569 son pasos necesarios en la relación laboral. Ellos merecen ser promulgados por el gobernador Jerry Brown.

La ley actual dice que un empresa con por lo menos 50 empleados debe dar hasta 12 semanas de permiso sin pago cuando hay un nacimiento, una adopción o se recibe un niño en hogar temporal. La medida SB63 lo amplía a la empresas de hasta 20 empleados.

Se estima que cerca de 2.7 millones de personas se beneficiarán con esta medida. La oposición dice que esta medida será muy costosa para los negocios pequeños.

Creemos que con esfuerzo este tamaño de empresa puede adaptarse temporalmente a la situación. Es injusto que alguien pierda su trabajo como una cuestión familiar de este tipo.

La medida AB168 prohibe que un empleador pida a un interesado en trabajar su historial salarial. El proyecto deja en manos del empleado si quiere o no darlo a conocer.

La compensación tiene que ser en base a la labor en vez de estar ligado a lo que el empleado ganaba en su trabajo anterior.

Este proceder le quita la aspirante la capacidad negociadora en su nuevo empleo. Además de perdurar la discriminación salarial especialmente en el caso de las mujeres.

La medida AB569 impide que los principios religiosos una empresa u organización dicten las decisiones reproductivas de una empleada. O sea que no pueda ser despedida o castigada por el uso de una medicina, sistema anticonceptivo y procedimiento médico.

El proyecto evitaría, por ejemplo, el caso en San Diego en el que un colegio cristiano exigió a una especialista en ayuda financiera firmar un documento diciendo que no iba a tener sexo premarital. El colegio la despidió cuando quedó embarazada, por violar el código de conducta.

La AB569 declara inválidos este tipo de acuerdo laborales. Algunas organizaciones religiosas se oponen alegando que infringe su ejercicio de libertad religiosa.

Creemos que el ejercicio de la libertad religiosa de una organización o de los propietarios de una empresa no debe conducir a una invasión de la privacidad del trabajador.

Estas medidas son parte varios de más de 600 proyectos de ley aprobados por la legislatura en los últimos días de la sesión. Este año el proceso de aprobar leyes a la apurada mejoró con la espera de 72 horas para ver lo que se vota.

Creemos que las medidas SB63, AB168, AB569, contribuyen a una relación laboral clara y de respeto que ayuda a la larga al empleado y el empleador. Esperamos que el gobernador Brown las firme.