Adolescente dice que agentes del NYPD la violaron mientras estaba esposada

Trascienden nuevos detalles sobre el caso reportado en Brooklyn
Adolescente dice que agentes del NYPD la violaron mientras estaba esposada
Los tres adolescentes se encontraban sentados dentro de un auto cuando los detectives se acercaron.
Foto: Google Street View

La adolescente de Brooklyn que denunció a dos detectives de la división de narcóticos del Departamento de la Policía de Nueva York (NYPD) afirmó que los agentes la violaron después que la tenían bajo custodia y mientras se encontraba esposada.

“Estoy completamente traumatizada por la violación. Mi vida está arruinada”, dijo la joven, de 18 años, mediante su abogado, Michael David. “Cada vez que veo a cualquier policía, estoy en pánico”.

Los detectives del sur de Brooklyn, Edward Martins y Richard Hall, han sido despojados de su placa y pistola, tras llevar a cabo una operación encubierta de “buy-and-bust”, un tipo de redada en el que intentan comprar drogas en la calle y arrestar a los involucrados, el pasado 14 de septiembre, junto a su supervisor, el sargento John Espey.

Según las fuentes policiales, los dos detectives se montaron en una minivan de la marca Dodge sin identificación policial en medio de la operación y se fueron, sin explicación o razón aparente.

Ambos detectives volvieron a ser vistos en el parque Calvert Vaux, cerca de Shore Parkway y la calle Bay 44, alrededor de las 8p.m., donde encontraron a la mujer y dos amigos, ambos hombres, sentados en un auto.

Uno de los amigos de la supuesta víctima dijo que los detectives los detuvieron porque “no debían estar en el parque”.

“Yo tenía Prozac conmigo:, dijo el amigo de la víctima, entrevistado por el Daily News. “Dijeron que se suponía debía llevarlo (el medicamento) en su botella, pero simplemente me lo regresaron”.

Los detectives esposaron a la adolescente y se la llevaron, luego de encontrarle marijuana y un medicamento prescrito para la ansiedad, dijo el amigo. Los detectives dijeron a ambos amigos que se la llevarían a la comisaría en la calle ocho oeste de Coney Island para procesarla.

Sin embargo, de acuerdo con la versión de la chica, Martins y Hall supuestamente la llevaron a un lugar aislado a dos calles del cuartel, donde dice que se vio obligada a realizarle sexo oral a ambos agentes. Uno de los detectives, supuestamente, la violó, dijo el abogado. Los agentes la obligaron a salirse de la minivan y se fueron. Uno de los amigos encontró a la supuesta víctima en las cercanías del precinto.

“Es una adolescente y básicamente fue secuestrada en un vehículo policial sin ninguna justificación”, dijo el abogado. “Tenía las esposas cuando la violaron”.

El amigo llevó a la joven con sus padres, quienes la trasladaron de inmediato al Hospital Maimonides para examinarla. Los médicos encontraron señales de agresión sexual y llamaron a la Policía, según indicó David. El abogado ha iniciado una demanda contra la Ciudad.

Las acusaciones de la mujer de 18 años ahora son objeto de dos investigaciones: una en la Oficina del Fiscal del distrito de Brooklyn y otra en la Oficina de Asuntos Internos de la Policía de Nueva York.

Asuntos Internos también está investigando las detenciones previas de los detectives y los interrogatorios que han llevado a cabo con informantes confidenciales para ver si hay alguna otra víctima, de acuerdo con una fuente entrevistada por el Daily News.