¿Cómo elegir a la niñera correcta?

Si no buscas sino ofreces el servicio, este artículo también te será de utilidad

Sin importar si eres una mamá tranquila, nerviosa, relajada o estricta, es importante que tengas algunos puntos en cuenta al contratar a una niñera.

Sigue estos consejos para tu tranquilidad y el bienestar de tus hijos.

1. ¿Cómo llegar a una variedad de candidatos?

En Estados Unidos hay dos portales altamente confiables, que funcionan como un buen filtro para elegir a la persona correcta con la que dejarás a tus hijos. Allí podrás crear un perfil de acuerdo a tu necesidad y posibilidad de pago. Haz la oferta, los interesados se postularán.

Care.com y Sittercity son algunos de los portales más conocidos en la web para ofrecer el servicio y generalmente son bien reconocidos entre los usuarios. Los dos sitios ofrecen servicios tanto gratuitos como pagos. Si está entre tus posibilidades es mejor que peguen una suscripción, así sea por tiempo limitado mientras consigues a la persona correcta. Los servicios pagos te permiten ver antecedentes de la persona, conexiones, recomendaciones y más datos que te ayudarán en la toma de una correcta decisión. 

Si cuentas con la posibilidad de contar con una persona sugerida, es bueno que lo contemples como una primera opción. Las referencias son una gran garantía. Recuerda, es la seguridad de tus hijos la que estás dejando en manos de otra persona.

2. Pide contactos de trabajos anteriores

No consiste en convertirse en un investigador privado, pero sí de cerciorarse de que la información aportada es real. Por lo tanto, si pides referencias laborales, asegúrate de que te den un número telefónico y correo de la persona. O por lo menos el correo y por ese medio tu pides hablar telefónicamente.

3. No contrates a una persona sin ver cómo interactúa con tu hijo

Los niños detectan cosas que los adultos a veces no notamos. Confía en cómo tu hijo se siente con la persona. Aunque la decisión no debe ser tomada por él/ella, no puedes ignorar el si es o no una persona de su agrado. Al final de cuentas son ellos los que más interacción tendrán con la niñera.

  • Video: Niñeras acusadas por encerrar bebé en la nevera y transmitirlo por SnapChat

4. Cuando la decisión ya esté tomada…

Ten en cuenta que la niñera es una extensión de tu forma de crianza, por lo tanto desde el inicio debe hablarse de la disciplina, formas de corrección o enseñanza. Por muy irrelevante que esto parezca, puede ser el detonante de un problema en un futuro. La responsabilidad siempre recaerá sobre ti, la niñera es temporal, por lo tanto no asumas que es la responsable de criar a tus hijos. Mantén supervisión sin ahogar la relación al punto que inspire desconfianza.

Cuando la decisión ya sea un hecho recuerda que la niñera te presta uno de los servicios más importantes que puedas necesitar. Respeta sus horarios, se clara con el pago, si hay gastos adicionales durante el tiempo de cuidado de tu hijo, cubre hasta el más mínimo centavo.

La línea de respeto hacia ella garantizará una mejor relación entre el empleado y el empleador.