Más protección laboral para víctimas de abuso sexual y doméstico

El Concejo Municipal analiza un proyecto para garantizar obtengan días de enfermedad pagados, además de compensación al ausentarse por circunstancias relacionadas a su caso
Más protección laboral para víctimas de abuso sexual y doméstico
Alejandra, victima de trata y abuso domestico.
Foto: Mariela Lombard / El Diario NY

El Comité de Servicio Civil y Laboral del Concejo Municipal, presidido por el concejal I. Daneek Miller, busca enmendar el Código Administrativo de la Ciudad de Nueva York mediante el proyecto de ley Int. No. 1313, en relación con las protecciones laborales para las víctimas de violencia doméstica, trata y abuso sexual.

El proyecto de ley, patrocinado por la concejal Julissa Ferreras-Copeland, ampliaría el capítulo 8 del título 20 de la ley ‘Earned Sick and Safe Time Act’, para garantizar que las víctimas de crímenes sexuales y abuso doméstico obtengan días de enfermedad pagados, además de compensación al ausentarse por circunstancias relacionadas a su caso, como la colaboración con fiscales y oficiales de policía o citas en la corte. Los empleados tendrían las mismas protecciones si la víctima es un miembro de su familia.

La ley Earned Sick Time Act (ESTA), aprobada en 2013 por el exalcalde Michael Bloomberg, requiere el pago de días de enfermedad a empleadores con más de cinco trabajadores. La norma exige que la empresa otorgue a sus empleados 40 horas pagadas (el equivalente a cinco días de trabajo) para citas médicas y otros servicios de salud.

Bajo la legislación actual, un empleador puede requerir documentación médica por una ausencia de más de tres días de trabajo consecutivos por tiempo de enfermedad; sin embargo, la enmienda ofrecería privacidad a las víctimas de abuso doméstico y sexual, quienes presentaría el justificante médico sin precisar la razón de su tratamiento médico.

La oficina de Ferreras-Copeland indicó que la documentación firmada por un proveedor de servicios de salud autorizado se limitaría a indicar la cantidad de días que la víctima debe tomar.

“La seguridad de las víctimas de violencia doméstica, acoso sexual y trata de personas no tiene precio. Es por eso que junto al alcalde Bill de Blasio estamos haciendo lo necesario para expandir la ley de pago por ausencia laboral debido a enfermedad. Creo que garantizar a los sobrevivientes y a sus familiares las facilidades necesarias para acceder a los recursos que les permitan garantizar su seguridad, sin tener que preocuparse por perder su trabajo o días laborales remunerados es lo correcto”, indicó la concejal Ferreras-Copeland .

Víctimas por partida doble

Alejandra, una inmigrante mexicana sobreviviente de trata y abuso doméstico, describe como un calvario el proceso de denuncia y seguimiento de su caso, especialmente porque es una madre soltera y la única fuente de ingresos de su familia.

“El restaurante en el que trabajaba como mesera me daba permiso para mis citas médicas y en la corte, pero no me pagaban ese tiempo. Ese dinero perdido significaba limitar a mis dos hijos de lo necesario, era muy duro ser víctima por partida doble. Yo sufría y mis hijos también”, expresó Alejandra, una residente de El Barrio. “Lo más difícil era explicar al dueño del restaurante la razón de mis citas médicas. Me hacía sentir avergonzada”.

Alejandra, victima de trata y abuso domestico.
Alejandra, victima de trata y abuso domestico.

La madre de dos adolescentes recuerda que ausentarse unas horas implicaba perder la paga de un día de trabajo, o estaba obligada a compensar ese tiempo los fines de semana.

“Generalmente toda la responsabilidad económica recae en nosotras cuando denunciamos y nos separamos de nuestros abusadores. Muchas veces tuve que decidir entre mi bienestar físico y mental y poner pan en la mesa. Me sentía desprotegida y muy sola”, dijo la mujer de 44 años, quien emigró a Nueva York en la década de 1990.

Como sobreviviente y dueña de un salón de belleza con más de cinco empleadas, Alejandra celebró los esfuerzos del Concejo Municipal.

“Soy dueña de un negocio desde hace 17 años y sé bien que un trabajador sano es más productivo en su trabajo y en su comunidad. Creo que la Ciudad está haciendo lo justo al proteger a las víctimas de abuso doméstico y sexual, pero aún falta más”, expresó Alejandra, quien se ha convertido en una defensora de los derechos de la mujer y de los inmigrantes.

¿Qué establece la enmienda?

Los trabajadores víctimas de abuso doméstico y sexual tendría derecho a usar sus días de enfermedad pagados si ausentan por las siguientes razones:

1-Necesitan solicitar servicios de un refugio temporal, centro de crisis o cualquier otro programa de emergencia.

2-Requieren planificar medidas de seguridad, mudarse o tomar otras acciones decisivas para su protección y la de su familia.

2-Deben reunirse con un abogado civil o cualquier otro proveedor de servicios sociales para obtener información y asesoramiento sobre cuestiones relacionadas con la custodia, visitas, asuntos matrimoniales, órdenes de protección, inmigración, vivienda y discriminación en el empleo.

3-Tienen que presentar un reporte de incidente doméstico con la policía, reunirse con la oficina de un fiscal de distrito, inscribir a los niños en una nueva escuela o tomar otras medidas necesarias para restaurar su seguridad física, psicológica o económica.

Además, la enmienda también facilitaría el acceso a refugios temporales, centros de crisis y ayuda legal.

Aumentan casos de trata y violencia doméstica en NYC

Los casos de trata aumentaron en un 50% en la ciudad de Nueva York en 2016, de acuerdo con cifras del Departamento de Policía (NYPD). En 2015 se registraron 55 casos, en contrataste con los 84 del año pasado.

Los casos de violencia doméstica también registraron un incremento, según cifras de la Uniformada. En 2016, en los cinco condados se reportaron 63 homicidios relacionados con el abuso doméstico, un incremento del 28.6% en comparación con 2015, cuando ocurrieron 49 homicidios. El 61.3% de las víctimas eran mujeres. La comunidad más afectada es la afroamericana, con el 51.2% de los casos, seguida por la hispana, con el 25.5%, de acuerdo con cifras de la ciudad.

Para denunciar:

Para reportar un caso de violencia doméstica puede llamar confidencialmente las 24 horas los siete días a NYC Domestic Violence Hotline al (800) 621-HOPE o (800) 621-4673. Los neoyorquinos también pueden solicitar ayuda legal gratuita llamado al 311.