El peligro oculto detrás de la moda de no usar calcetines

El look de los tobillos desnudos está de moda en la alfombra roja, en las pasarelas y en la calle, particularmente entre los hombres. Pero hay quien no es víctima de esa moda y aún así tiene el hábito de no usar calcetines. Te contamos por qué los podólogos recomiendan no hacerlo
El peligro oculto detrás de la moda de no usar calcetines
Actualmente el look de los tobillos desnudos es popular.

Si llevas zapatos sin calcetines, además de mal olor, es más probable que tus pies sufran infecciones de hongos.

Esa es la advertencia que acaba de hacer el Colegio de Podología de Reino Unido, que dijo haber registrado recientemente un aumento en la cantidad de infecciones fúngicas entre los jóvenes debido a la moda urbana de vestir zapatos cerrados sin calcetines.

Actualmente el look de los tobillos desnudos es popular en la alfombra roja, en las pasarelas y en las revistas, particularmente entre los hombres. Bradley Cooper, Ryan Gosling, Orlando Bloom y Jude Law son algunos de los actores que han exhibido recientemente sus tobillos en público.

Y muchos lo siguen en la calle, tanto con mocasines y zapatos formales como con zapatillas deportivas. Por eso la podóloga británica Emma Stephenson dice que está viendo a más hombres de 18 a 25 años que presentan problemas asociados a vestir zapatos sin calcetines.

Hay otras personas que tienen el hábito de llevar zapatos sin calcetines, aunque no necesariamente sigan una moda. ¿Cómo puede esa costumbre afectar a la salud de los pies?

“Demasiada humedad y calor”

“Unos pies promedio sudan aproximadamente media pinta al día”, le dijo Emma Stephenson a la BBC, el equivalente a unos 28 cl, algo menos que una lata de refresco estándar de 33 cl.

El problema es que cuando no hay calcetines que absorban ese sudor, los pies se vuelven más susceptibles ante las infecciones de hongos.

En un zapato cerrado, la combinación de “demasiada humedad y calor puede conducir a infecciones de hongos como el pie de atleta”, dijo la podóloga.

El pie de atleta es una erupción cutánea que suele aparecer entre los dedos del pie y también puede causar mal olor. La piel se puede volver roja, seca, agrietada y la infección puede causar picor.

Es una infección contagiosa, por contacto directo o con superficies infectadas como zapatos, suelos, duchas y alrededores de piscinas.

“Una vez que tus pies han sido contaminados, el ambiente de calor, oscuridad y sudor en el que están los pies encerrados en zapatos o zapatillas deportivas es un caldo de cultivo ideal para los hongos “, dice el Colegio de Podólogos en su página web.

Cómo prevenir problemas

Usar calcetines es “esencial” para prevenir los pies sudorosos, dice el colegio de podólogos británicos, “sobre todo los que absorben la humedad, como los de lana, algodón o una mezcla de ambos”. Además, recomiendan no usarlos sintéticos.

Si a pesar del riesgo de infección de hongos no quieres utilizar calcetines, puedes minimizar las horas que pasas sin ellos y usar sprays o productos antitranspirante en las plantas de los pies antes de poner los zapatos.

Por otro lado el Colegio de Podología de Reino Unido recomienda alternar diariamente el calzado para dar tiempo a que se seque totalmente el sudor de los zapatos, algo que toma, según dicen, “entre 24 y 48 horas”.

Además, usar plantillas desmontables y con un efecto desodorante también puede ayudar a prevenir un exceso de sudor.