Aumentan servicios de intérpretes en escuelas de la Gran Manzana

La canciller de Educación aseguró que se triplicaron las labores de traducción, beneficiando a los padres de familia que no son fluidos en Inglés, un gran número de ellos hispanos
Aumentan servicios de intérpretes en escuelas de la Gran Manzana
La madre salvadoreña Carmen Molina, con sus hijos Aleyda y Carlos Aquino
Foto: El Diario

La mexicana Gloria Rodríguez confiesa con algo de pena que hace un par de años no entendía mucho lo que los maestros de la escuela de su hija de 7 años le decían, pero en el último ciclo escolar, gracias a los programas de acceso a los idiomas, ha tenido el apoyo de traductores que le aclaran las dudas y ahora siente que puede tener un rol más activo en la educación de su pequeña.

“Cuando me hablaban yo siempre decía que entendía porque me daba vergüenza que pensaran que era una bruta, o le pedía a mi niña tan chiquita que me explicara las cosas, pero desde que pusieron más personal, todo ha sido más fácil para mí”, comentó la madre soltera, quien es solo una de los miles de padres de la Gran Manzana que se han beneficiado con el incremento de los servicios de intérpretes en las escuelas públicas.

Así lo anunció este miércoles la canciller de Educación Carmen Fariña, durante un evento que tuvo lugar en en la escuela pública PS 186, en Bensonhurst, Brooklyn, donde mencionó que entre el 2016 y el 2017 los servicios de traductores a familias se triplicaron, pasando de 16,722 a 52,850.

“Las familias son socios importantes y el idioma que alguien habla nunca debe ser una barrera para la participación en la educación de sus hijos”, aseguró la Canciller. “Estos servicios cambian las reglas del juego: estamos alcanzando a las familias más allá del día escolar tradicional y en su idioma materno, y continuaremos aumentando la accesibilidad y la conciencia de estos servicios para garantizar que los reciban los estudiantes y sus familias”.

La funcionara manifestó que las traducciones no solo se prestan de manera personal sino de forma escrita y que gracias a la Unidad de Traducción e Interpretación, se ofrece el servicios de manera telefónica en más de 200 idiomas.

La salvadoreña Carmen Molina, quien tiene a su hija Aleyda Aquino en cuarto grado y a su hijo Carlos en kínder, aseguró que gracias a los servicios de traducción muchos padres pueden contribuir al proceso de enseñanza-aprendizaje de sus pequeños.

“La extensión de estos programas de intérprete son una bienvenida más amplia que nos están haciendo no solo a los niños sino a los padres, pues muchas veces por pena muchos no se atreven a preguntar cosas importantes en la educación de sus hijos”, comentó la madre, quien hizo un llamado a los padres de familia para que usen los servicios de traducción disponibles en todas las escuelas.