Lo que encontraron los científicos en el cerebro de Aaron Hernández

Resultados devastadores para el futuro del fútbol americano
Lo que encontraron los científicos en el cerebro de Aaron Hernández
El exfutbolista de la NFL se suicidó el pasado miércoles en la prisión en Lancaster, Massachusetts. Getty Images.
Foto: Getty Images

La exámenes al cerebro del exjugador de la NFL Aaron Hernández arrojaron resultados devastadores para el futuro del fútbol americano.

El cerebro de Hernández fue examinado por el Centro de Encefalopatía Traumática Crónica (CTE) de Boston University después que se suicidara en una celda. El exjugador de New England Revolution pagaba penas de cadena perpetua por asesinato.

Según el Washington Post, Ann Mckee, jefe del estudio, y otros científicos concluyeron que el daño en el cerebro de Hernández es el mayor encontrado en una persona de su edad (27 años).

Hernández tenía un CTE en estado tres, algo que sólo habían visto en personas mayores de 46 años. El daño afectó severamente su toma de decisiones, el juicio y la capacidad de procesar información.

El mayor daño en el cerebro de Hernández estaba en el lóbulo frontal, lo que impacta el comportamiento.

“Las personas con un CTE tan severo tienen problemas para controlar impulsos, inhibir impulsos de agresión, de emociones volátiles y comportamientos con rabia”, dijo McKee.

Investigadores de Boston University han encontrado CTE en el cerebro de unos 100 jugadores de la NFL, entre ellos varios que se han suicidado.

Diferencia entre un cerebro normal (izq.) y el de Hernández (der,). Boston University

La NFL ha cambiado reglas e invertido en tecnología para mitigar la gravedad de las contusiones cerebrales. Sin embargo, el trauma ocurre cuando el cerebro acelera y desacelera tras los impactos, algo que ningún casco puede evitar.

McKee dijo que el estudio del cerebro de Hernández ha sido el que más avances ha dado a la investigación.