Plan tributario del Senado es de poca ayuda para clase trabajadora, según estudio

El nuevo plan del Senado ya ha generado divisiones entre los republicanos, que afrontan presiones de la Casa Blanca para aprobarlo antes de Navidad
Plan tributario del Senado es de poca ayuda para clase trabajadora, según estudio
El plan tributario del Senado también beneficia a los más ricos. Getty Images

WASHINGTON- El plan tributario presentado el jueves pasado por los republicanos en el Senado es similar al de la Cámara de Representantes en que abultará el déficit, beneficiará principalmente a los ricos y las corporaciones, y será de poca ayuda para familias trabajadoras y de clase media, según un análisis divulgado este viernes.

El plan, que es parte clave de la agenda económica del presidente Donald Trump y lo ha pedido como “regalo navideño” del Congreso –algo que no tiene un vía despejada-, añadirá al menos $1,5 billones al déficit en una década, y contiene elementos que perjudicarán a millones de contribuyentes.

El proyecto de recortes de impuestos del Senado también tiene ganadores y perdedores, y desde ya ha generado divisiones internas entre los propios republicanos, poniendo en duda su aprobación tal como está  planteado.

Entre los ganadores figuran las familias ricas, cuyos impuestos bajarían del 39,6% de sus ingresos, al 38,5%; las grandes corporaciones, que tendrían una reducción de su tasa impositiva, del 35% al 20%, y pequeños negocios incorporados por “propietarios únicos” y sociedades, que podrán deducir el 17,4% de sus ingresos libres de impuestos.

La medida del Senado también deja en pie las deducciones por intereses de préstamos estudiantiles, las deducciones por gastos médicos, las deducciones por intereses de préstamos hipotecarios de hasta un millón de dólares, y el crédito tributario por la adopción de un primer hijo.

En cambio, entre los grandes perdedores del plan figuran los 44 millones de contribuyentes en estados con altos impuestos locales y estatales, como Nueva York y California, porque se eliminan las deducciones por los impuestos a la propiedad y otros bienes.

La mayoría de los pobres no paga impuestos federales sobre sus ingresos y podrán seguir recibiendo una devolución de impuestos pero sin un aumento en ese reembolso, y afrontarían el riesgo de tener recortes en ayuda pública.

Además, los pequeños negocios que ofrecen servicios médicos, legales, o de consultoría,  por ejemplo, no recibirían un recorte de impuestos si generan ingresos anuales superiores a los $75,000 (o $150,000 en el caso de una pareja casada).

La medida deja en pie el impuesto de sucesiones que pagan alrededor de 1,800 familias multimillonarias al recibir herencia.

Republicanos aseguran que su plan es “pro-familia”

En su página web, el Comité de Finanzas del Senado afirmó que el plan tributario es “pro-familia”,  creará empleos, hará un sistema tributario más equitativo, y recortará los impuestos para la mayoría de los estadounidenses.

Según una hoja de ejemplos del “Acta de Trabajos y Recortes de Impuestos”,  una familia de cuatro hijos con un ingreso medio de alrededor de $73,000 tendría un recorte de impuestos de cerca de $1,600, o un recorte del 40% en su actual pago de impuestos.

Mientras, una madre soltera con un ingreso de $41,000 tendría un recortes de más de mil dólares, con lo que su factura de impuestos bajaría de $1,865 a $838 el próximo año, si el Congreso aprueba este plan.

El plan del Senado aumenta de $1,000 a $1,650 el Crédito Tributario por Hijo (“Child Tax Credit”, CTC), pero prohíbe que los trabajadores indocumentados reclamen ese beneficio fiscal con su Número de Identificación Individual de Contribuyentes (ITIN, por su sigla en inglés), aún si sus hijos son ciudadanos y tienen un número de Seguro Social.

El ITIN es el número que da el Servicio de Rentas Internas (IRS) a millones de extranjeros que no tienen o no califican para un número de Seguro Social, pero sí tienen la obligación de hacer una declaración de impuestos al gobierno federal.

Mala receta para familias trabajadoras

Durante una conferencia telefónica con periodistas, el presidente del Centro para Prioridades Prespuestarias y Políticas (CBPP), Robert Greenstein, y otros dos expertos de su organización, divulgaron un análisis  según el cual el nuevo plan tendrá el mismo efecto que el de la Cámara Baja: beneficiar a los más ricos y provocar recortes a programas sociales para familias de ingresos bajos y medianos.

Tabla resume los principales puntos del plan republicano, según CBPP.

“El Senado no corrige los problemas fundamentales en la versión de la Cámara Baja y en algunas áreas, hasta los empeora…abulta el déficit, quizá por más de $1,5 billones en   una década, y un mayor déficit posiblemente tendrá un impacto negativo en el crecimiento económico”, advirtió.

Greenstein señaló que, si bien el plan aumenta el CTC, los trabajadores con bajos ingresos tendrían un aumento insignificante en ese crédito, o ninguno.

Así, por ejemplo, “una pareja con dos hijos y un ingreso de un millón de dólares recibiría $3,300 por el CTC, mientras que una madre que gana salario mínimo recibiría apenas unos magros $75”, precisó Greestein.

El CBPP publicó recientemente un estudio el que advirtió que los recortes de impuestos para los ricos y las grandes corporaciones supondrán masivos recortes a programas como “Medicaid”, educación, asistencia financiera para estudiantes y capacitación laboral.

Los recortes de impuestos tendrían que ser financiados con recortes a programas sociales, advierte CBPP.

La Conferencia de Alcaldes de EEUU (USCM) se sumó hoy al creciente número de organizaciones cívicas, empresariales y sindicalistas que se oponen al nuevo proyecto de ley,  porque más bien aumentaría por un promedio de mil dólares los impuestos en 2018 para una cuarta parte de las familias de clase media con ingresos de entre $50,000 y $160,000.

El presidente de la USCM y alcalde de Nueva Orleans (Louisiana), Mitch Landrieu, criticó la eliminación de las deducciones de impuestos locales y estatales, de las que dependen millones de habitantes en estados con una alta tasa impositiva.

Esa eliminación “viola la promesa de que la reforma tributaria ofrecería alivio a las familias de clase media. En vez, la propuesta cobraría impuestos a estas familias dos veces sobre el mismo ingreso”, señaló Landrieu.

“Antes de redactar su política tributaria, los senadores deberían hablar con los alcaldes y la gente que representan”, porque esas deducciones son clave para salud financiera de las familias, subrayó el alcalde.