Muere Pancho Segura el mentor de Jimmy Connors

El ecuatoriano era considerado toda una leyenda por ganar 3 campeonatos de EEUU y haber entrenado a Andre Agassi y Chris Evert

NUEVA YORK.-El mundo del tenis está de luto, murió Pancho Segura, mentor de Jimmy Connors y entrenador de Andre AgassiChris Evert, tenistas estadounidenses que alcanzaron la cima del tenis mundial.

El mejor tenista ecuatoriano de todos los tiempos, Pancho Segura Cano murió este sábado en la noche en su casa en Carlsbad, California, a los 96 años.

La causa fueron complicaciones de la enfermedad de Parkinson que padecía, confirmó su hijo, Spencer Segura.

Pancho Segura creador de l.a jugada a dos manos.

“Es un día triste – perdí a mi amigo-entrenador y mentor- el gran Pancho Segura debido a complicaciones del Parkinson- murió anoche a los 96 años- RIP”, dijo a través de la red social Twitter Jimmy Connors, el jugador con más títulos ATP de la historia y ganador de 12 Grand Slam.

Tras superar una infancia infeliz por la extrema pobreza de su familia, Segura pasó a convertirse en uno de los jugadores de tenis más importantes del mundo a mediados del siglo XX.

“Descansa en paz Pancho Segura … gratos recuerdos de tu humor, de tu estrategia mental y de sus jugadas a dos manos en ambos lados … Estabas adelantado a tu tiempo y ve vamos a extrañar …”, dijo de su parte en su cuenta de Twitter Chris Evert, ex número uno del mundo y ganadora de 18 títulos de Grand Slam. Evert, fue entrenada por el ecuatoriano.

El tenis llevó a Pancho Segura a jugar con la realeza y con celebridades en escenarios que difícilmente podría haber imaginado mientras crecía en Ecuador.

Al responder a una pregunta en el marco de una entrevista para el periódico El Universo de Ecuador en 2005, de cómo quisiera que lo recuerden, Pancho Segura dijo: “Como un tipo que nació de la nada y surgió por su esfuerzo. Nadie debe perder la humildad, solo el bruto la pierde porque es pretencioso. Eso no ayuda a crecer”.

En sus días de gloria como entrenador de Jimmy Connors.

Nacido en Quevedo, provincia de Los Ríos, Ecuador, el 20 de junio de 1921, Francisco “Pancho” Olegario Segura, sólo tenía 1.60 m. de estatura y las piernas torcidas por las secuelas de la mala alimentación y la malaria que le afectaron durante la niñez. Sus padres fueron Domingo Segura y Francisca Cano, él fue el mayor de los 10 hijos que tuvo el matrimonio.

Pancho Segura,  tuvo su primer acercamiento con el tenis como pasabolas del Guayaquil Tenis Club, de la ciudad del mismo nombre.

Entre 1942 y 1947 llegó a ser el mejor tenista amateur del Ecuador, hasta que se radicó en Estados Unidos a finales de los 40, donde pule su tenis y logra la estelaridad al ganar los títulos mundiales profesionales en 1950, 1951 y 1957 en individuales y en dobles en 1948 y 1949. El ecuatoriano ganó dos veces el título de campeón del torneo nacional de Estados Unidos en 1944 y 1946.

En 1984, fue inducido al Salón Internacional de la Fama del Tenis en Newport, Rhode Island.

Pancho es considerado el creador del juego a dos manos en el tenis, una especialidad que desarrolló para compensar la deficiencia física de sus piernas.

Su característico golpe de derecha a dos manos y el gran sentido de la estrategia marcaron un estilo único su época. Segura floreció en las dos décadas anteriores a la era abierta, primero como amateur y luego como profesional junto a Jack Kramer, Pancho González, Bobby Riggs, Tony Trabert y los australianos Lew Hoad, Ken Rosewall y Frank Sedgman.

“Jugué con la velocidad de una bala, con grandes ojos, con buenas manos, excelentes bajo presión. Yo era un luchador, un asesino. Odiaba perder con cualquiera. Mi concentración fue tan intensa que podía hacer cualquier cosa con la pelota”, le dijo Segura al diario The Union Union-Tribune de San Diego en 1987.

Cuando dejó de competir en 1962, Segura se convirtió en entrenador profesional  en el Beverly Hills Tennis Club cerca de San Diego.

A fines de la década de 1960, Segura perfeccionó el juego de Connors que lo llevó a ganar varios torneos de Grand Slam.

“Él es el jugador que siempre quise ser”, dijo Segura sobre Connors, en una entrevista al New York Times en 1977.

Además de Connors, Segura también entrenó a Chris Evert y Andre Agassi, los tres en su momento alcanzaron a ser los mejores del mundo.