Taxista pierde dedo pulgar durante asalto en El Bronx

La Federación de taxistas y familiares denuncian que juez dejó en libertad a uno de los agresores tras el pago de $200

NUEVA YORK.- Un taxista salvó la vida de sus tres pasajeros e inclusive puso en juego su propia existencia al enfrentar a dos asaltantes que estaban armados con cuchillos. En medio de la lucha por impedir el asalto, el taxista perdió el dedo pulgar de su mano derecha.

Lo insólito del caso fue que, pese a que uno de los agresores fue arrestado poco después, un juez lo dejó en libertad tras el pago de una fianza de apenas $200.

El caso fue denunciado este domingo mediante una rueda de prensa que se realizó al frente de las oficinas del Fiscal del Distrito de El Bronx, en la que comparecieron, Richard Deleón, el taxista que fue herido, sus familiares y Fernando Mateo, portavoz de la Federación de Taxistas del Estado de Nueva York (NYSFTD).

El taxista Richard Deleón, muestra su pano derecha sin el dedo pulgar.

El incidente ocurrió en la madrugada del 19 de noviembre en circunstancias que el taxista había recogido a tres pasajeras  y las estaba conduciendo a su destino. Los asaltantes, ambos de 17 años de edad, aprovecharon que el taxi paró en una intersección para iniciar el asalto.

“Cuando los muchachos trataron de abordar  yo salí para enfrentarlos y defender a los pasajeros. Si no hacía esto, estos hombres habrían matado a algunos de ellos”, dijo Deleón.

“El mayor delito cometido aquí es la acción  de la juez Patsy Gouldborne que dejó en libertad al adolescente involucrado en el asunto tras el pago de una fianza de $200. Mis pasajeros fueron asaltados y pudieron haber sido asesinados, yo perdí mi pulgar durante el asalto. No son muchachos nada buenos, nos aterrorizaron y se salieron con la suya”, dijo Deleón mostrando su mano derecha vendada y sin el dedo pulgar.

“Nunca he visto a un juez ponerle fianza a nadie que haya estado involucrado en un incidente de tanta violencia en el que se aterrorizó con  puñales a cuatro personas y que los causantes se les permita  regresar a las calles como si nada hubiera pasado”, dijo de su parte Fernando Mateo a nombre de la NYSFTD, que defiende a los trabajadores del volante.

Los familiares de Deleón de su parte añadieron que no hacía falta mostrar más evidencia para mostrar la gravedad del ataque del que fue víctima el taxista y exigieron que se haga justicia y que los involucrados en el asalto sean llevados a la cárcel.