No convence rezonificación en vecindarios de color

Activistas cuestionan la decisión de la Ciudad de transformar el Bedford-Union Armory de Brooklyn en un centro recreativo, una polémica que se suma a la rezonificación de East Harlem
No convence rezonificación en vecindarios de color
Bedford Union Armory en el condado de Brooklyn.
Foto: Mariela Lombard / El Diario NY

El Concejo Municipal aprobó finalmente un controversial plan de reurbanización para transformar el Bedford-Union Armory de Brooklyn en un complejo de apartamentos y un centro recreativo, lo que ha generado indignación entre residentes de Crown Heights.

El debatido proyecto fue aprobado luego de que la concejal Laurie Cumbo acordara reducir el costo de los alquileres de apartamentos designados como vivienda asequible, además de descartar el desarrollo de 60 condominios de lujo.

El plan implica la creación de 400 apartamentos (60% por debajo del precio del mercado), un centro recreativo, oficinas para organizaciones sin fines de lucro y una clínica con servicios de salud de bajo costo. Del total de unidades, 250 se alquilarían por un límite de pago mensual de entre $521 y $1,166.

Cumbo argumenta que el proyecto de “clase mundial” es benéfico para el empobrecido vecindario de Crown Heights y lo equipara con distritos comerciales como Chelsea Piers y Asphalt Green.

“Queríamos tener eso en el centro de Brooklyn”, dijo Cumbo. “Queríamos tener viviendas para personas de bajos ingresos para los residentes de Crown Heights. No hemos visto ese nivel de inversión en tantos años”.

Bedford Union Armory en el condado de Brooklyn.

Pero los detractores afirman que el proyecto es un “cuentos de hadas” que terminará convirtiéndose en una pesadilla para los residentes más pobres del vecindario. Los activistas aseguran que la rezonificación terminará por contribuir a la expulsión de antiguos inquilinos, lo que dejará en riesgo de desamparo a miles de familias y ancianos, la mayoría personas de color y de minorías.

En riesgo los apartamentos de renta regulada

Las organizaciones de base Crown Heights Tenant Union y New York Communities For Change (NYCC), entre otros grupos, presentaron una demanda el miércoles en colaboración con Legal Aid Society en un intento por detener el polémico plan de reurbanización. Los críticos afirman que el proyecto estaría acelerando la gentrificación’ en un barrio de por sí frágil y azotado por la injusticia social.

“Los inquilinos en edificios de alquiler regulado no son inmunes al desplazamiento”, dijo Jennifer Levy, abogada supervisora ​​de la Unidad de Reforma de Derecho Civil de Legal Aid Society. “Hemos visto antes como la reurbanización de ciertos vecindarios contribuyen a la expulsión de antiguos residentes. Los procedimientos de la Ciudad no están considerando esta realidad”.

La demanda sostiene que el Concejo no hizo una evaluación precisa de cómo el proyecto podría contribuir a la ‘gentrificación’ de Crown Heights al excluir arbitrariamente de su revisión ambiental a los inquilinos beneficiarios de renta regulada. Las leyes neoyorquinas exigen una declaración de impacto ambiental para cualquier proyecto de desarrollo a gran escala. Este requisito está sujeto a la aprobación de la Ciudad.

Levy explicó, que, a pesar de que los apartamentos de renta regulada están legalmente protegidos contra grandes incrementos de alquiler, el acoso de los inquilinos es “feroz y persistente”, debido a que los propietarios recurren a tácticas como ignorar la solicitud de reparaciones de emergencia con tal de beneficiarse de las rentas a precio de mercado.

Bedford Union Armory en el condado de Brooklyn.

Según Legal Aid Society, existen aproximadamente 12,703 apartamentos de alquiler regulado en el código postal de Bedford-Union Armory.

“La votación de Laurie Cumbo y el Concejo Municipal es una traición. Han decidido dar luz verde al plan del alcalde de ‘gentrificar’ aún más mi vecindario mediante la construcción de cientos de viviendas de lujo en la tierra pública”, dijo Vaughn Armor, líder de NYCC Crown Heights. “A pesar de sus promesas de campaña, Cumbo aprobó un proyecto que convierte un recurso público en beneficio privado, y a cambio nos brinda un centro de recreación que nadie podrá usar porque todos habrán sido expulsados. Es es un insulto”.

De Blasio celebra la rezonificación

Pese a la oposición de los residentes de Crown Heights, el alcalde Bill de Blasio celebró la decisión del Concejo Municipal y aseguró que su administración ha preservando viviendas asequibles a un ritmo récord.

“Junto a los proyectos (de reurbanización) de East New York y downtown Far Rockaway, los planes de East Harlem y Bedford Armory representan miles de viviendas asequibles para las familias de esos vecindarios (…)”, dijo el alcalde Bill de Blasio en un comunicado de prensa. “Estamos progresando y hoy aplaudimos a la presidenta Melissa Mark-Viverito, a los concejales Bill Perkins y Laurie Cumbo y a la dedicación de las comunidades de East Harlem y Crown Heights por trabajar con nosotros para garantizar un futuro más justo para Nueva York”.

Sin embargo, de acuerdo con la Junta de Pautas de Alquiler (Rent Guidelines Board), el año pasado 7,524 apartamentos fueron desregulados en toda la ciudad.

La demanda establecida por Legal Aid Society intentó retrasar la votación del Concejo Municipal del jueves, aunque la petición fue denegada el miércoles en la Corte Suprema de Brooklyn. Aún así, los defensores planean mantener la querella legal hasta conseguir una evaluación ambiental más exhaustiva.

La aprobación del proyecto de Bedford-Union Armory se suma a la polémica generada por la rezonificación de East Harlem, otro vecindario de color azotado por la ‘gentrificación’ y la expulsión de inquilinos.

“El alcalde afirma que el plan de rezonificación de la Ciudad para East Harlem y Bedford-Union Armory traerá miles de unidades de vivienda asequible a nuestras comunidades, pero en realidad estas propuestas aumentarán de manera desproporcionada las viviendas de lujo y los alquileres, y harán que nuestros vecindarios sean aún menos accesibles para las personas pobres y trabajadoras. Se convertirán en un patio de recreo para los ricos”, dijo Karla Reyes, residente de East Harlem y organizadora del Centro de Justicia en El Barrio.

Los activistas dicen que 2018 será un año de lucha intensa contra la rezonificación emprendida por la Ciudad.