Corea del Sur condonará deudas personales de millones de ciudadanos

Para aliviar las pesadillas de los que no pueden enfrentar sus compromisos económicos, el país asiático ha optado por una especie de "amnistía financiera" en una economía en la que impera la cultura del endeudamiento.
Corea del Sur condonará deudas personales de millones de ciudadanos
Corea del Sur es la cuarta economía asiática, y sus consumidores están entre los más endeudados del mundo, el equivalente al 160% sus ingresos anuales.
Foto: Pixabay

Gastan más de lo que pueden pagar. ¿Te suena? El problema no es solo de Corea del Sur, pero en el país asiático la cultura del endeudamiento suele llegar a límites difíciles de controlar.

Es por eso que el gobierno tiene una carta bajo la manga: el “Fondo de la Felicidad”, una reserva de capital para aliviar las deudas de las personas con menores ingresos.

Se empezará a aplicar ahora para financiar una especie de “amnistía financiera” para aliviar las pesadillas de 1,6 millones de personas los que no pueden enfrentar sus compromisos económicos.

El esquema, que tendría un costo para las arcas fiscales de US$6.200 millones, está diseñado para aliviar a los consumidores que tienen deudas inferiores a US$9.128.

Desde hace años que la llamada “cultura del endeudamiento” ha golpeado con fuerza a segmentos de la sociedad surcoreana, mucho más allá de las familias pobres.

El fenómeno, que fue descrito como “una bomba de tiempo” hizo que en 2013 se creara este Fondo de la Felicidad, precisamente para adelantarse a los efectos de una potencial crisis.

Cuando han pasado cuatro años desde su creación, llegó el momento de abrir el baúl de los tesoros y desembolsar lo ahorros fiscales que estaban guardados para enfrentar situaciones como estas.

El “perdonazo”

La deuda de los cientos de miles de coreanos será pagada en parte con el Fondo de la Felicidad y con fondos provenientes de instituciones financieras.

Para recibir el “perdonazo” las personas deben demostrar que su ingreso mensual es inferior a US$910 y que han hecho lo posible para amortizar su deuda.

La Comisión de Servicios Financieros que administra el fondo, dijo que la iniciativa fue diseñada para ayudar a las personas a “comenzar de nuevo”.

Jasper Kim, director ejecutivo del grupo de investigación Asian-Pacific Global, dijo que el plan es una buena jugada.

“Es una forma única de confucionismo capitalista, donde el Estado es visto como como el protector patriarcal de las personas”.

Kim asegura que el problema del endeudamiento de las personas es un tema significativo en el país. Sin embargo, agrega que el esquema “no apunta a resolver los altos niveles de endeudamiento de la clase media y las personas con mayores ingresos”, el cual es una gran preocupación para las autoridades.

Esta amnistía financiera se produce en medio de señales que indican un fortalecimiento del crecimiento económico, en la cuarta economía más grande de Asia.

De hecho, el gobierno espera una expansión de 3% para este año, superior al promedio de crecimiento de 2,8% durante los pasados cinco años.