El atacante en Manhattan, Akayed Ullah, tiene “green card”

El inmigrante de Bangladesh es residente de Brooklyn
El atacante en Manhattan, Akayed Ullah, tiene “green card”
NYPD realizó un operativo en la zona de residencia del atacante.
Foto: Stephanie Keith/Getty Images / Editorial

El atacante en Manhattan, Akayed Ullah, llegó a los Estados Unidos el 21 de febrero de 2011.

Él es un residente legal en el país, es decir, tiene “green card” y arribó al país de Blangadesh con una visa de inmigrante, por reunión familiar, informaron NBC News y la agencia Efe.

Un portavoz de la Comisión de Taxi y Limosinas de la ciudad de Nueva York informó que el hombre de 27 años de edad obtuvo una licencia, que operó de 2012 a 2015, además de que tuvo varias infracciones viales.

El hombre residente de Brooklyn tiene familiares en Kensington, en Old Mill Basin, según exvecino consultado por la televisora, quien aseguró que el sospechoso vive ahí con una pareja mayor y otros dos jóvenes.

“La familia es muy amable, pero él era tranquilo. Nunca hablaba con nadie”, aseguró la vecina.

Alan Butrico, reportó a CNN que él es dueño de un edificio residencia a un lado del que habitan el presunto atacante y su familia, que él vivía en el sótano, su hermana en el primer piso y su hermano en el último piso.

El joven de 27 años hizo declaraciones sobre ISIS mientras era transportado al hospital con quemaduras en las manos y el abdomen.

Fuentes policiales le dijeron a Associated Press que Ullah no parecía tener ningún contacto directo con el Grupo de Estado Islámico, también que los investigadores estaban respondiendo al apartamento de Ullah para buscar cualquier evidencia relacionada con el incidente y verificar si tenía alguna conexión con grupos terroristas internacionales.

CNN afirmó que las recientes acciones de Israel en Gaza fueron mencionadas por Ullah, que estaba molesto por la “incursión a Gaza”, dijo al fuente consultada.

El fin de semana, luego de que el presidente Donald Trump reconociera a Jerusalén como capital de Israel, el gobierno de Benjamin Netanyahu enfrentó protestas.