Adoptar cuatro niños fue la recompensa de esta madre de crianza

Mayra Rivera se convirtió oficialmente en la mamá de Shawn, William, Rosa y Na Maya
Adoptar cuatro niños fue la recompensa de esta madre de crianza
Mayra Rivera junto a Shawn, William, Rosa y Na Maya./Cortesía
Las risas y voces de niños son el día a día en el hogar de Mayra Rivera, aunque sus tres hijos biólogicos ya están grandes. Desde hace siete años, esta puertorriqueña decidió ser la madre temporal de cuatro pequeños, y el 16 de noviembre, Rivera se convirtió oficialmente en la mamá adoptiva de Shawn, William, Rosa y Na Maya.
En su casa, Rivera dirige una guardería, lo que contribuye a que los niños sean los dueños absolutos de la vivienda.
“Trabajé con diferentes comunidades dando clases a niños de crianza y adultos”, explica. Así pudo adentrarse en la dura realidad de quienes a corta edad deben aprender a crecer sin sus padres.
Por una amiga conoció de la labor de New York Foundling (NYF), una organización sin fines de lucro que ha ayudado a formar miles de hogares adoptivos en la ciudad desde 1869. En Nueva York hay cerca de 9,000 niños en el sistema de crianza temporal (o foster care, en inglés); un 10% de ellos reciben asistencia de NYF.
“Mis hijos —hoy de 27, 26 y 18 años—no me pusieron problemas, pero fue difícil porque los cuatro niños tienen necesidades especiales”, cuenta. “Se suponía que era una situación que duraría unos pocos meses, pero después de algunos años, sentí que ellos eran ya míos, así que decidí adoptarlos y darle un buen hogar”.
A diario, por más de seis años, Rivera lidió con agencias oficiales, escuelas, médicos y organizaciones de asistencia para proveer el cuidado que sus pequeños necesitaban. “Pero como madre de crianza uno tiene voz hasta cierto límite; por eso decidí luchar con ellos hasta poder adoptarlos”, dice la madre de 50 años. Ahora ellos son su familia.
“Yo creo que estos niños son juzgados por la manera como se han criado, pero hay que ver la manera como se han criado los padres”, expresa con preocupación. “Hay muchas personas que no tienen hijos y que pueden adoptar y no lo hacen. Hay muchos que necesitan un hogar”.
 
Los cuatro hermanos tienen necesidades especiales, destaca Rivera./Cortesía

Cómo iniciar el proceso

Rivera se entrenó en NYF para certificarse como una madre temporal. Otros requisitos incluyen la evaluación del hogar, chequeo médico y revisión de antecedentes.
“Hacemos un escrutinio extensivo para conocer lo que el aspirante a ser padre de crianza busca y así encontrar a los niños en el sistema”, explica Liyan Bao, vicepresidente de servicios especializados y soporte de permanencia de NYF. Al lograr la combinación, la persona puede recibir a los chicos en casa.
“La misión de New York Foundling es siempre reunificar a los niños con sus familias biológicas; pero eso no pudo ocurrir con estos cuatro hermanos, lo que nos llevó a solicitar una petición para terminar los derechos de los padres con el fin de que fueran adoptados”, expresa Bao.
Una de las dificultades es el tiempo que lleva finalizar una adopción. “Puede llevar entre 3.5 y 5 años”, destaca la experta. NYF es parte de un grupo de organizaciones que trabaja con la Administración de Servicios para los Niños para cómo reducir ese período. De igual manera, hay tantos requisitos del estado por cumplir que el proceso siempre es demorado, agrega Bao.
“En el NYF, nuestras familias adoptivas deben haber sido padres de crianza”, como lo hizo Rivera. Pero no hay garantía de que eso acorte la espera.
Patricia Casey, planificadora senior de adopción de NYF por más de 21 años, fue la responsable de apoyar a Rivera a concretar su aspiración.
“El proceso de convertirse en un padre de crianza y luego en padre adoptivo puede ser muy largo y arduo, pero vale mucho la pena”.
“Todos los chicos que están en el sistema han sufrido cierto grado de maltrato y abuso”, alerta Bao. Por eso, “hay que ser realistas con las expectativas que tiene de esos niños y ser muy pacientes, amarlos y darles la seguridad y la estructura familiar” que ellos no han tenido.
Para quienes quieren ayudar y adoptar niños que están en el sistema de cuidado de crianza, existe la posibilidad de obtener ayuda financiera —llamada subsidios de adopción— que se otorgan para cubrir los gastos de mantenimiento y médicos de los chicos en custodia.
 

¿Por dónde empezar?

 
New York Foundling. Para informarte de los servicios que esta organización ofrece a familias necesitadas, consulta la página web: nyfoundling.org, o llama al teléfono: 212-633-9300.
 
¿Quieres ser más? La página web de la Administración de Servicios para los Niños de la Ciudad tiene amplia información: www1.nyc.gov. La Oficina de Servicios para Familias y Niños del estado de Nueva York también ofrece orientación llamando al 1-800-345-KIDS o en el sitio: ocfs.ny.gov.