NYPD recibe asesoramiento de Israel para combatir al terrorismo

La Uniformada neoyorquina mantiene una presencia constante en Jerusalén para aprender de las tácticas de la Policía israelí
NYPD recibe asesoramiento de Israel para combatir al terrorismo
el portavoz de la Policía de Israel, el superintendente Micky Rosenfeld habla con El Diario en Jerusalén.
Foto: Ramón Frisneda / El Diario

JERUSALEN – El ataque terrorista suicida ocurrido en el Subway el pasado lunes y el del 31 de octubre cometido con un vehículo en el Hudson River Park representan un nuevo reto para el Departamento de Policía de Nueva York (NYPD), que ahora debe hacer frente a los llamados ‘lobos solitarios’, individuos que actúan por su cuenta pero influenciados por grupos radicales principalmente musulmanes.

Este tipo de ataques es una realidad que por años se ha vivido en Israel, y es por esto que para la Uniformada neoyorquina ha sido clave aprender de la experiencia de la Policía israelí, y desde hace varios años han estrechado la colaboración con esa fuerza incluyendo el envío de oficiales a entrenarse en Jerusalén en tácticas especiales contra terrorismo.

El Diario conversó en la Ciudad Vieja de Jerusalén con el portavoz de la Policía de Israel, el superintendente Micky Rosenfeld, quien dijo que la colaboración entre ambos cuerpos policiales es muy estrecha, e incluso hay un representante permanente del NYPD en ese país.

“Antes del ataque en América (EEUU) ya trabajábamos en contactos casi a diario con el Departamento de Policía de Nueva York”, dijo Rosenfeld en referencia al atentado cometido el pasado 31 de octubre en el Bajo Manhattan, cuando Sayfullo Saipov usó un vehículo como arma y mató a ocho peatones.

“Puedo confirmarle que incluso tenemos un representante del NYPD aquí en Israel permanentemente, y es algo que ha ocurrido por más de una década”, agregó el oficial israelí.

La Policía israelí cuenta con 30,000 oficiales.

Rosenfeld especificó que el representante de la Uniformada neoyorquina en Tierra Santa trabaja con oficiales de varias unidades especializadas de la fuerza israelí, pero también directamente con él, debido a que una de sus funciones es ser el enlace con las policías extranjeras.

Aunque son varias las actividades que realizan los oficiales del NYPD con sus contrapartes de Israel, incluyendo el análisis de tácticas en la lucha contra el crimen organizado y la delincuencia común en las calles, gran parte del foco la colaboración está en la lucha antiterrorista.

Israel es uno de los países que por décadas ha sufrido más atentados en su propio suelo, lo que ha impulsado a que sus fuerzas sean una de las más preparadas y especializadas en luchar contra los ataques, pero principalmente los cometidos por suicidas y aquellos en los que se usan autos con explosivos.

Desde 1948 hasta lo que va del 2017, los ataques terroristas en Israel han dejado 3,699 fallecidos y al menos 14,734 heridos (en esas cifras se incluyen a los terroristas). Del total de fatalidades al menos 222 fueron niños.

Datos de la Policía israelí indican que el peor período de atentados fue la ola registrada entre el 2001 y 2006, cuando ocurrieron 441 ataques que dejaron un total de 1,242 muertos.

Máxima inteligencia

Rosenfeld señala una de las zonas más vigiladas en Jerusalén, el Muro de los Lamentos.

 

El intercambio no sólo se da en Israel. Rosenfeld indicó que miembros de su fuerza también viajan a las zonas donde han ocurrido atentados para ofrecer sus servicios de contraterrorismo, ya que este país cuenta con uno de los sistemas de inteligencia más avanzados de todo el mundo.

Rosenfeld, quien nació en Inglaterra pero llegó a Israel a los 15 años, dijo que pasó más de 10 años en el ‘Yamam’, la Unidad Élite Nacional Israelí Contraterrorismo, que es el equivalente a las Fuerzas Delta en Estados Unidos, y luego enseñó contraterrorismo por tres años antes de ocupar su rol actual de ser el portavoz de la Uniformada y encargado de lidiar con la prensa extranjera.

La Policía israelí cuenta con 30,000 oficiales, casi similar a los 34,000 que conforman la Uniformada neoyorquina. “Cubrimos todo el país de norte a sur, con el mismo número de policías con los que cuenta el NYPD”, dijo Rosenfeld, destacando que la gran diferencia es que la Policía de su país es una fuerza nacional y no local como en Nueva York.