Esto es lo que el frío puede hacerle a tu auto

Te decimos los problemas más comunes causados por el frío y soluciones sencillas
Esto es lo que el frío puede hacerle a tu auto
Imagen ilustrativa.
Foto: Pixabay

Una buena parte del Este de los Estados Unidos ha sufrido fuertes ondas gélidas que no solo han mermado la vida común de los habitantes sino que de cierta manera han creado otro tipo de afectaciones, incluidos los automóviles.

La famosa revista especializada Car & Driver entrevistó a James Grant, un hombre que posee un jtaller en Alaska especializado en arreglar lo que el frío hace a los autos y es él quien avisa los problemas que puede causarle el frío a la maquinaria.

1- Neumáticos desinflados

Muchas personas creen que perder un poco de aire es bueno para la tracción, sin embargo, que la presión baje de las especificaciones del fabricante puede ser peligroso. Se recomienda tomar la presión al menos una vez a la semana, aunque con tanto frío, es preferible hacerlo cada tercer día.

2- Batería muerta

Podría darse el caso de que tu auto no encienda a causa del frío y esto tiene una explicación científica que explicaremos a continuación con otros fluidos. Con respecto a la batería es necesario que las conexiones se mantengan limpias, aseguradas y libres de corrosión. Sería buena idea conseguir un calefactor para baterías que no son más caros de $70.

3- Aceite muy espeso

Entre más frío, más espeso se vuelve el aceite, incluso a 20º bajo cero (Fahrenheit), se vuelve tan pesado que quizá sea imposible que circule por la maquinaria. Para evitarlo, lo ideal es que en invierno cambies el aceite por uno de menor viscosidad (10W-30 to 5W-30). Checa tu manual de usuario pues ahí se especifica el aceite ideal para bajas temperaturas.

4- Hielo en la línea de combustible

La gasolina no se va a congelar en el tanque a menos que vivas en un sitio con temperaturas menores a los 100º F bajo cero, sin embargo, si la humedad, específicamente agua, entra al tanque, sí podría congelarse, por lo que es importante que mantengas al menos medio tanque lleno.

5- Vidrios congelados

Desde un parabrisas que podría congelarse e incluso quebrarse por las bajas temperaturas, hasta congelamiento desde adentro. Para ambas cosas hay solución, la primera es cambiar los limpiaparabrisas por unos de invierno y mantenerlos en buen estado, para el segundo caso, checar que los conductos de aire están en buen estado.

6- Pantallas parpadeando

Aquí viene la explicación que debíamos sobre la batería y es que aplica a cualquier líquido, claro, en caso de que las pantallas de tu auto sean de cristal líquido. La baja temperatura hace que las moléculas de los líquidos circulen más lento, lo que ocasiona que se “cuajen”. En el caso de las pantallas la solución es simplemente esperar a que el auto se caliente.

7- El anticongelante no lo hace honor al nombre

Esto pasa cuando el líquido es viejo, o la mezcla con agua es muy alta. Por lo tanto lo importante es bajar esa mezcla y de paso, buscar un líquido que funcione mejor a bajas temperaturas.