La vida de Dolores O’Riordan, vocalista de The Cranberries, estuvo rodeada de “demonios”

Abuso sexual y desorden bipolar la atormentaron
La vida de Dolores O’Riordan, vocalista de The Cranberries, estuvo rodeada de “demonios”
Dolores O'Riordan murió a los 46 años.
Foto: Instagram

La talentosa vocalista de la banda irlandesa The Cranberries, Dolores O’Riordan, falleció repentinamente el lunes a los 46 años de edad.

Según confirmó su publicista, Lindsey Holmes, en un breve comunicado, la cantautora murió en un hotel de Londres, a donde había acudido para participar en una grabación musical.

Aún se desconocen las causas de la muerte de la cantante oriunda de Limerick, una ciudad del sur de Irlanda, y madre de tres hijos.

Pero un repaso de su vida y de entrevistas que dio a lo largo de su exitosa carrera revelan un pasado oscuro y complejo, en el que la artista debió luchar contra numerosos problemas físicos y mentales.

Cuatro años de abusos sexuales

Uno de los problemas más graves y que le dejó una profunda impronta fue el abuso sexual que padeció de niña, al que ella misma se refirió en numerosas ocasiones.

En una entrevista en 2013 con la revista LIFE del periódico Sunday Independent, la vocalista confesó que fue abusada por cuatro años desde que tenía 8, por una persona de confianza de la familia.

“Era apenas una niña”, dijo O’Riordan.

Durante años lo mantuvo en secreto, mientras se culpaba a sí misma por lo que había ocurrido.

“Eso es lo que pasa. Crees que es tu culpa. Enterré lo que pasó. Es lo que haces al principio. Lo entierras porque estás avergonzada de ello”, dijo en 2014 en una entrevista con el Belfast Telegraph.

“Piensas: ‘Oh Dios, cuán horrible y asquerosa soy. Tienes un odio hacia ti misma que es terrible. Y cuando me hice famosa a los 18 y mi carrera despegó fue aún más duro. Ahí desarrollé anorexia”, le dijo al periodista.

Una anorexia acompañada de crisis nerviosas, abuso de alcohol y pensamientos suicidas que la persiguieron a lo largo de los años.

En la misma entrevista O’Riordan recordó el horror de encontrarse con su abusador en 2011, después de años de no verlo.

El encuentro tuvo lugar en el funeral de su padre, cuya pérdida le causó además un dolor profundo.

A ese mismo medio le reveló que, en 2013, intentó “suicidarse con una sobredosis”.

Pero lo que la ayudó a sobreponerse fueron los tres hijos que tuvo con Don Burton, representante de la banda Duran Duran, de quien se separó en 2014 tras 20 años de matrimonio.

Desorden bipolar

Más allá de sus propias revelaciones, sus problemas salieron otra vez a la luz en 2014, cuando fue arrestada acusada de haber participado en un incidente violento con una azafata en un vuelo de Nueva York, EE.UU., a Shannon, en Irlanda.

Dos años más tarde tuvo que pagar cerca de US$7.000 a una organización de caridad por haber golpeado a un policía después de un ataque de furia.

Documentos presentados en dicho caso confirmaron que la cantante había sido diagnosticada en 2015 con desorden bipolar, que según la cantante era lo que estaba detrás de sus explosiones de rabia.

“Hay dos extremos del espectro: puedes sentirte extremadamente deprimida (…) y perder el interés en las cosas que amas hacer, y luego te sientes súper eufórica”, confesó al periódico Metro.

“Yo entraba y salía del extremo hipomaníaco por un período largo, pero solo puedes estar en ese extremo por cerca de tres meses hasta que tocas fondo y caes en la depresión”.

“Cuando estás maníaco no duermes y te vuelves muy paranoico”.

Y la depresión, señaló la cantante, no importa la causa, “es una de las peores cosas que te pueden pasar”.

Problemas de espalda

En cuanto a su salud física, O´Riordan sufría problemas de espalda.

Estas dolencias obligaron a la banda a cancelar en mayo de 2017 varios conciertos, poco después de una gira por Europa.

“El problema de espalda de Dolores se ubica en la parte media y alta de su columna, y la respiración y los movimientos diafragmáticos asociados con el canto ponen presión en los músculos y nervios en esa zona y exacerban el dolor”, escribió la banda en su página de Facebook, ante los pedidos del público de que se presentara aunque sea para cantar sentada.

Hasta el momento, se desconoce la causa de su fallecimiento.

Pero según explicó la Policía Metropolitana, su defunción no está tratándose como sospechosa.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

?>