Super Bowl LII: Philadelphia buscará el desquite de 2005 ante los Patriots

Parar a Tom Brady es la consigna para la defensiva de unos Eagles que tienen sed de venganza
Super Bowl LII: Philadelphia buscará el desquite de 2005 ante los Patriots
Philadelphia Eagles buscarán vencer a los New England Patriots en el Super Bowl XLII en Minneapolis, Minnesota. (Foto: EFE/EPA/JUSTIN LANE)
Foto: JUSTIN LANE / EFE/EPA

El Súper Tazón LII el 4 de febrero en el U.S. Bank Stadium tendrá tintes de revancha, al menos para las Águilas, que fueron derrotadas 24-21 por los Patriotas la última vez que llegaron al Gran Juego en 2005.

Dicen que las defensivas ganan campeonatos y en esta ocasión es Filadelfia el que presume la mejor. Los emplumados, con Fletcher Cox, Brandon Graham y compañía, tienen la capacidad de presionar a Tom Brady, una fórmula muy utilizada por los equipos que han vencido a Nueva Inglaterra.

Si bien es cierto que Nick Foles ha tenido grandes actuaciones desde que tomó las riendas de los campeones de la NFC por la lesión del titular Carson Wentz, no hay comparación cuando el rival de enfrente es Brady, quien buscará su sexto anillo de campeón en ocho viajes al Súper Domingo.

El pasador perdió a su receptor favorito Julian Edelman desde el principio de temporada y Rob Gronkowski tendrá dos semanas para recuperarse tras abandonar el Juego de Campeonato de la AFC por una conmoción, aunque ha encontrado en Brandin Cooks y Danny Amendola a una pareja que puede marcar la diferencia.

Foles, por su lado, buscará aprovechar la altura de su receptor Alshon Jeffery, quien sumó dos touchdowns en la Final de la NFC, para vencer por arriba a la secundaria de los Pats, que quieren alcanzar a los Acereros como los máximos ganadores de Super Bowl con seis.

Por tierra, las Águilas cuentan con la explosividad de Jay Ajayi y la fuerza de LeGarrette Blount, mientras que los Patriotas confían en versatilidad de James White y Dion Lewis.

Será el número 1 de la Americana contra el número 1 de la Nacional. Todo está listo para la patada de salida del Súper Tazón LII, que, sin duda, estará lleno de emociones.