La Reserva Federal sube el precio del dinero

Las tasas de interés suben por sexta vez tras la Recesión y quedan en el 1.75%
La Reserva Federal sube el precio del dinero
El nuevo presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell./Getty Images

La Reserva Federal, Fed, subió el miércoles las tasas de interés lo que encarece los préstamos pero por otro lado recompensa algo mejor a los ahorradores más tradicionales con cuentas en los bancos.

Es la sexta vez que lo hace desde que acabó la Gran Recesión, una crisis que envió el precio del dinero al rango del 0% y 0.25%. Ahora las tasas están en el rango del 1.5% y 1.75%,  aún extraordinariamente bajas para épocas de crecimiento económico sostenido como el que vive el país y buena parte de las economías desarrolladas en todo el mundo.

De hecho, teniendo en cuenta que la propia Fed espera que se mantenga fuerte el crecimiento del país, el desempleo por debajo del 4% y que haya una mayor presión al alza de los precios (inflación), los miembros de la Fed anticipan dos subidas más de tasas de interés este año y otras tres más el que viene.

Es algo que hará más atractivo el ahorro y mucho menos el endeudamiento. Los emisores de tarjetas de crédito, que son los más sensibles a los movimientos de las tasas establecidas por la Fed, ya han empezado estos meses a subir los interés que cobran a quienes tienen balances en sus cuentas.

La Fed no anticipa en sus previsiones de crecimiento que el ritmo de avance del PIB llegue al 3% algo con lo que cuenta el Gobierno actual tras la reforma fiscal que ha reducido los impuestos a corporaciones sobre todo. La Casa Blanca cuenta con un aumento del crecimiento que impida que estas rebajas tributarias hagan un gran agujero en las cuentas públicas que fuercen a contraer más deuda al Estado y pagar más por ella.

En rueda de prensa posterior a la decisión de la Fed, su nuevo presidente, Jerome Powell, dijo que espera que la reforma fiscal eleve el potencial de crecimiento del país pero no hay consenso sobre cuándo ocurrirá y el nivel de impacto. De momento, no figura ese porcentaje esperado por el Gobierno ni en las previsiones que la Fed hace para 2018 ni para las de los próximos dos años.

Powell también explicó que cree que aunque el desempleo es porcentualmente bajo solo se llegará al llamado pleno empleo (cuando todo el que quiera trabajar pueda conseguir un trabajo o lo tenga) cuando los salarios empiecen a subir. De momento, las tendencias a la mejora en este sentido han sido muy incipientes y con poca fuerza. La mejora ha llegado para los sueldos más altos y los más bajos por efecto de la subida del salario mínimo en muchos estados.

Con respecto a las tarifas al comercio internacional que está diseñando la Casa Blanca, el comité de la Fed habló de ello pero Powell desestimó que esté perjudicando las previsiones económicas del país. No obstante si admitió que la percepción del sector empresarial es que son “preocupantes”.