El trío sexual entre pareja de esposos y una modelo que terminó en tragedia

Sexo, alcohol, drogas y una muerte...
El trío sexual entre pareja de esposos y una modelo que terminó en tragedia
La pareja había mantenido relaciones sexuales con Ivana en ocasiones previas antes del fatal encuentro.
Foto: (Facebook)

La noche fatal inició en el club Mantra, el pasado 6 de diciembre, en Kuala Lumpur, capital de Malasia.

En el lugar estaba la modelo Ivana Smit, de 18 años. Al lugar llegaron  Alex Johnson, de 44, y su esposa Luna Almaz, de 31. Johnson es un magnate de criptomonedas de origen estadounidense.

Smit, de origen holandés, bailaba sugerentemente con ambos. No era la primera vez. El 4 de noviembre, el trío había pasado la noche en el Concorde Hotel.

Pero este último encuentro duraría mucho más, aunque no con el final esperado.

A eso de las 5:22 a.m. del 7 de diciembre, los tres abandonaron el penthouse para dirigirse a 9 Club, donde se rentan habitaciones privadas.

De camino,  Alex tuvo que cargar a Ivana, como se aprecia en un video de cámaras de seguridad. En el espacio, tomaron cidra, y en otro momento,  la joven llamó a su novio Lukas Kramer para decirle que estaba con su amiga.  Poco más de una hora después, le envió una selfie en la que posaba junto a Luna y un texto diciendo que la se encontraba “chilling” (relajada).

Después de comer desayuno, Luna llevó a su hija a la escuela. Regresó, aproximadamente, media hora luego; se fueron a la habitación y tuvieron sexo. Seguidamente, la pareja permaneció en la cama y la chica estuvo caminando por la sala. Luna dijo que se sentían muy cansados por todo lo que hicieron hasta la madrugada y cayeron rendidos al sueño.

Al despertar al mediodía, vieron ropa regada de la chica en el lugar. Pensaron que se había ido, pero algunas horas después las autoridades le indicaron que la muchacha había caído del piso 14 donde se encontraban los tres. Ivana murió al instante en la terraza del piso sexto.

La anterior es parte de la versión de la pareja.  Las autoridades realizaron una investigación que eximió de responsabilidad a los Johnson.

Esta semana, un investigador contratado por la familia de Smit ofreció unas alegaciones distintas sobre los hechos y sostuvo que no fue un accidente, sino un asesinato.

El expolicía británico y celebridad televisiva Mark Williams-Thomas indicó en un comunicado de prensa: “La caída fatal de la modelo no fue un accidente, concluyó el dúo del investigador privado y el abogado de St Albans (David Wells)”.

Williams y Wells indicaron que “sin duda” la muerte de Ivana debe ser tratada como “homicidio”. Alegaron que  durante el periodo que compartieron, todos se excedieron en bebidas e Ivana consumió drogas.

Sobre esto, Alex argumentó que se trata de noticias falsas que “destruyen a las personas”. Agregó que ha recibido amenazas de muerte por la divulgación de la historia e incluso supuestos intentos de secuestrar a su hija de 5 años.